Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una agresión machista lleva a la caída de una red de narcos con 313 kilos de hachís

La Guardia Civil evitó el asesinato en Mijas de una mujer que quiso cortar una relación con un traficante

Un agente del instituto armado ante la casa de Mijas (Málaga) donde se produjeron los hechos.
Un agente del instituto armado ante la casa de Mijas (Málaga) donde se produjeron los hechos.

Una intervención de la Guardia Civil para impedir un asesinato machista ha permitido desarticular una red de tráfico de hachís, que estaba a punto de despachar hacia el norte de Europa 313 kilos de esta droga que ya estaban envasados en un garaje de Mijas (Málaga). Unos agentes que entraron en una vivienda alertados por los gritos de una mujer encontraron a un hombre intentando estrangular a aquella con un cable metálico flexible. La víctima acababa de negarse a mantener relaciones sexuales con el agresor, con quien había practicado sexo de manera esporádica, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

El relato de los hechos del instituto armado indica que varios agentes estaban vigilando dos chalés pareados en Mijas, donde sospechaban que se almacenaba droga. Mientras hacían la troncha, escucharon los gritos de una mujer pidiendo auxilio desde el interior de una de las viviendas bajo observación. Ante la posibilidad de que se estuviera perpetrando un delito flagrante, los agentes decidieron entrar incluso a riesgo de estropear la operación antidroga.

Lo que se encontraron fue a una mujer "que estaba siendo estrangulada con un cable de acero por uno de los miembros del grupo criminal", asegura la nota, que añade: "La mujer, que había mantenido relaciones sexuales esporádicas con el agresor, se negó a continuar con las mismas, hecho que el individuo no quiso asumir y comenzó a golpearla violentamente, intentando acabar con su vida". La víctima, en estado de pánico, presentaba numerosos hematomas y "profunda herida en su cuello producida por el cable flexible de acero con la que el agresor había intentado estrangularla".

Hachís incautado a la banda desarticulada en Mijas.
Hachís incautado a la banda desarticulada en Mijas.

Los guardias detuvieron al agresor y en ese momento salieron corriendo de la casa contigua dos personas. Tras una breve persecución, fueron alcanzados por otros dos agentes que vigilaban la vivienda en en el curso de la operación Orbaneja. Fue entonces cuando, tras un registro, los investigadores hallaron en el garaje de la vivienda que servía como base de operaciones 313 kilos de hachís envasados al vacío junto con café molido (en un intento de eludir a los perros antidroga) así como 12.500 euros en metálico y dos coches, en cuyos dobles fondos iba a viajar la droga hacia los Pirineos.

Los tres detenidos, de nacionalidad polaca, están acusados de los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y homicidio en grado de Tentativa (a uno de ellos). El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Fuengirola ha decretado el ingreso en prisión sin fianza de todos ellos. La operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Mijas.