El asesino confeso de Tenerife planeaba matar a sus padres desde diciembre

El joven de 23 años ingresa en prisión comunicada sin fianza por el asesinato de sus progenitores y de su abuelo

Una calle en Guaza, Arona (Tenerife).
Una calle en Guaza, Arona (Tenerife).Google Maps

El joven de 23 años que fue detenido el pasado viernes en Guaza (Tenerife) por asesinar a sus padres y su abuelo planeaba matarlos desde hacía tiempo. Durante las más de tres horas que ha pasado ante el juez Nelson Díaz Frías, el presunto autor de los hechos ha relatado cómo cometió el crimen que planeaba desde diciembre, han informado fuentes jurídicas a EL PAÍS. El juez ha ordenado este lunes el ingreso en prisión comunicada sin fianza del hombre, identificado como Ricardo O. M., según ha comunicado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Más información
Un joven confiesa haber matado a sus padres y a su abuelo en Tenerife
Detenido en Tenerife un hombre por intentar ahogar a su pareja en la bañera
La Fiscalía pide 15 años para una pareja que dejó morir de hambre a su hijo

El presunto parricida tenía una relación tensa con sus padres adoptivos porque estos mantenían un control férreo de su vida, ha declarado Ricardo O. M. ante el juez. El joven reconoció que se le había pasado “muchas veces por la cabeza” matar a sus padres, pero que fue en diciembre cuando la idea empezó a tomar forma en su mente. Finalmente, la pasada semana asesinó a sangre fría a sus padres, tal y como confesó posteriormente, debido a que le reprochaban que era adoptado y tras una discusión en relación al coche familiar con el que el investigado había recorrido muchos kilómetros.

En la reconstrucción de los hechos, llevada a cabo en la sede judicial, el joven escenificó cómo el pasado viernes se peleó con su madre. Según su relato, esperó a que sus padres se acostaran para ir hasta la habitación donde dormían, en la segunda planta, y degollar a sus progenitores. Después, bajó al primer piso, en donde dormía su abuelo, un hombre con problemas de movilidad, y también lo mató.

Tras asesinarlos, se deshizo de sus ropas y del cuchillo con el que los apuñaló y llamó a la Policía Local de Arona para comunicar que había encontrado muertos a su madre, de 59 años, su padre, de 68, y su abuelo, de 80, en la casa familiar, situada en una finca de plataneras en Guaza. El hombre fue detenido horas después.

El asesinato de su abuelo ha desconcertado a los investigadores ya que todo indica que el joven de 23 años, mantenía una buena relación con la abuela materna, fallecida cuando el acusado tenía 11 años, y el marido de ésta. Sin embargo, según señaló el propio autor de los hechos, degolló a su abuelo debido a que se encontraba impedido y no quedaría nadie para cuidarlo. Fue precisamente cuando relató cómo llevó a cabo el crimen del abuelo, en la recreación de los hechos en sede judicial, cuando el acusado se derrumbó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En un primer momento, el joven contó a la policía que oyó ruidos al llegar a casa y que sorprendió a una persona dentro de la vivienda, pero que esta salió huyendo. Sin embargo, Ricardo O. M. no pudo defender esa versión cuando los agentes lo trasladaron a dependencias policiales para pedirle más explicaciones. Cuando le comunicaron que su situación legal pasaba a ser la de investigado por los tres homicidios, el joven confesó que era el autor de la muerte de su abuelo, un empresario del sector platanero, y de sus padres. 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS