Rajoy pide al PP calma frente al “ruido” de las manifestaciones y el “exceso de movilizaciones”

El partido dice comprender las protestas, pero critica a la oposición "por echarse al monte"

El presidente del gobierno Mariano Rajoy, la ministra de Defensa María Dolores de Cospedal, y Fernando Martínez-Maíllo, coordinador general del Partido Popular. En vídeo, declaraciones de Martínez-Maíllo.Vídeo: S MARISCAL (EFE) / QUALITY

Mariano Rajoy ha reclamado este lunes a los máximos dirigentes del PP que reaccionen con tranquilidad y serenidad frente a las multitudinarias manifestaciones que están tomando las calles españolas para reclamar una mayor revalorización de las pensiones, la igualdad efectiva de las mujeres con los hombres, o la equiparación salarial de las fuerzas de seguridad. Así lo ha transmitido el presidente del Gobierno durante el Comité Ejecutivo nacional de la formación conservadora, donde ha descrito un "exceso de movilizaciones" y "ruido" ejemplificado en el último fin de semana, en el que los defensores de la prisión permanente revisable y los de la unidad de España coincidieron en las calles con los pensionistas. Una reflexión que ha provocado un cambio de posición en el partido: de la crítica a las movilizaciones a la comprensión.

Más información
El PP propone una reforma solo para el 0,03% de los matrimonios
El PP busca mujeres para encabezar las listas municipales
Rajoy: “Si seguimos creando empleo, las pensiones subirán más, y pronto”

"Entendemos que esto suceda", ha dicho el coordinador nacional, Fernando Martínez Maillo, tras la reunión del Comité Ejecutivo. "Es lógico, normal, sensato y legítimo que la gente reclame mejoras", ha seguido, vinculando esas demandas a la mejora de la situación económica. "Pero nuestra obligación es aplicar la sensatez, aplicar la responsabilidad. La irresponsabilidad se la dejamos a la oposición. Lo más importante es que no se destruya en el Parlamento aquello que ha creado la recuperación económica", ha añadido. Y sobre la implicación del PSOE, Unidos Podemos o Ciudadanos en las manifestaciones, ha lamentado: "La oposición se ha echado al monte".

Rajoy vive "en estado de ataraxia", según uno de los presidentes autonómicos que se ha reunido este lunes con él. "Estado de ánimo que se caracteriza por la tranquilidad y la total ausencia de deseos o temores", reza la definición del diccionario. No obstante, su Ejecutivo afronta semanas decisivas que marcarán el futuro de la legislatura.

El Gobierno busca el apoyo de Ciudadanos, el PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias para aprobar los Presupuestos. Con el PSOE aspira a pactar la financiación autonómica y la política del agua. Y no descarta nuevos acuerdos con los agentes sociales sobre salarios y pensiones. Ninguna de esas tres vías está hoy despejada. Las contrapartes del Gobierno están lejos de acercar posturas. Y, mientras tanto, se suceden las protestas en las calles, algunas de ellas protagonizadas principalmente por votantes del PP, como los pensionistas. Una preocupación que Rajoy quiere convertir en virtud.

"Con el tema de las pensiones no está incómodo, son su tema", asegura uno de los barones del PP con experiencia en el Gobierno.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Nos ha pedido que explotemos la situación para exponer argumentos y razones, porque nuestro principal activo es la gestión", añade otro.

Rajoy tiene previsto aprobar el proyecto de los Presupuestos de 2018 en un consejo de ministros extraordinario que se celebrará el 27 de marzo. Las cuentas públicas llegarían al Congreso el 3 de abril. Y entonces se acelerarían las negociaciones con la oposición para aprobarlas. Para que terminen con éxito, el Gobierno no descarta poner nuevas partidas con las que convencer al PNV, pese a que el acuerdo entre los dos partidos es plurianual e incluye casi 4.000 millones de euros en inversiones para el AVE hasta 2023.

"Había muchas partidas plurianules", ha reconocido Martínez Maillo. "Es uno de nuestros argumentos para solicitar que los que nos apoyaron en 2017 nos apoyen en 2018", ha seguido. "No tendría ningún sentido que partidas que tienen continuidad se vean frustradas en 2018. Sería incluso difícil de explicar a los votantes".

Las demandas de los manifestantes y los Presupuestos quedaron definitivamente unidos por el presidente durante su comparecencia del pasado miércoles en el Congreso. Allí prometió Rajoy una mejora de las pensiones más bajas y de las prestaciones de viudedad. Pero esa mejora no será realidad hasta que haya cuentas públicas: un elemento de presión para Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS