Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un nuevo temporal de nieve pone en aviso a 33 provincias, con Asturias en alerta roja

Las mayores nevadas se esperan a cotas muy bajas en Cantabria, Palencia, Soria, Barcelona, Navarra, País Vasco y Asturias

Varias personas caminan por una carretera nevada de la localidad lucense de O Cebreiro.

Un nuevo temporal a las puertas de la primavera dejará este lunes nevadas a cotas muy bajas —de 300 metros en el norte peninsular y 600 en el sureste, una importante bajada de las temperaturas, precipitaciones que barrerán toda la Península del Cantábrico hasta el sureste y viento fuerte del norte o del oeste en la casi toda la Península, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). A causa de este temporal, 33 provincias presentan este lunes avisos por nieve. Las peores nevadas se esperan en Asturias, donde la Aemet ha elevado esta mañana el aviso a rojo, el máximo de una escaña de tres. En esta comunidad se esperan acumulaciones de 45 centímetro en Cordillera y Picos de Europa, de 20 en la zona suroccidental y de 15 en la zona central y los valles Mineros.

Otras ocho provincias tienen aviso naranja o riesgo importante —segundo nivel del sistema de alertas. Se trata de Cantabria, Palencia, Soria, Barcelona, Navarra y todo País Vasco, donde se esperan acumulaciones de nieve que van de los 20 centímetros de Cantabria y León, 18 en Navarra, 16 en las provincias vascas y cinco de Barcelona. Nevará, de nuevo, en muchas de las capitales de la meseta, con acumulaciones de dos centímetros.

En las restantes 24, el aviso es amarillo —el primer nivel de una escala de tres—. Son Granada, Jaén, todo Aragón, Albacete, Cuenca, Guadalajara, Ávila, Burgos, León, Salamanca, Segovia, Zamora, el resto de Cataluña, Madrid, Castellón, Cáceres, Lugo, Ourense, La Rioja y Murcia. Además, hay otros 24 avisos por vientos, todos amarillos, que afectan a Almería, Cádiz, Granada, Jaén, Málaga, Cantabria, Albacete, Ciudad Real, Toledo, Ávila, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Tarragona, Madrid, Castellón, Valencia, toda Extremadura, Ibiza y Formentera, La Rioja, Asturias y Murcia. Para terminar, Almería tiene aviso naranja por mala mar, que es amarillo en otras 13 provincias: Cádiz, Granada, Málaga, Cantabria, Girona, Tarragona, Ibiza y Formentera, Bizkaia, Gipuzkoa, Asturias y Murcia. 

76 carreteras afectadas por la nieve

El temporal está causando problemas en las comunicaciones. A la una y media de la tarde, según informa vía telefónica una portavoz de Tráfico, hay 76 carreteras afectadas por la nieve, de las que 12 son vías cortadas, todas en la red secundaria de carreteras. De estas 12, cuatro son puertos: dos en Cantabria Lunada y Estacas de Trueba, uno en Navarra y otro en Granada, en Sierra Nevada. 

Además, está prohibido circular sin cadenas en 14 carreteras de Asturias y seis en León. En Madrid, se necesitan cadenas en siete vías, de los que seis son puertos —Navacerrada, Cotos, Canencia, La Morcuera, La Puebla y Navafría—, a los que se suma la M-607 en Lozoya. En la A-1, los conductores pueden encontrar nieve en la calzada desde La Cabrera, entre el kilómetro 50 y el 95; y en la AP-6, entre los kilómetros 47 y 55 a la altura de Guadarrama. "Ambas están en nivel verde, no hay restricciones al tráfico, pero se pide precaución", subraya la portavoz.

Antes de coger el coche, consulte el estado de las carreteras en directo.

La causa sigue siendo una de las dos borrascas atlánticas que afectaron el pasado fin de semana a la Península, la que estaba sobre el Cantábrico, informa una de las portavoces de la Aemet, Delia Gutiérrez. "Esta borrasca, que se ha profundizado y ha creado un núcleo de bajas presiones al norte de la costa Cantábrica, hoy se une a una masa de aire frío que está empezando a entrar en las capas bajas de la atmósfera y que viene de muy adentro del continente", detalla Gutiérrez. Así, "este viento húmedo viene además acompañado de temperaturas que van a la baja, lo que hace descender la cota de nieve", añade Gutiérrez. 

En el arranque del día, la cota está en torno a los 600/800 metros en el extremo norte peninsular y a los 900/1.100 metros en el resto de la mitad norte y caerá por la tarde hasta los 300/600 metros, mientras que en sureste está por encima de los 1.000 metros para bajar a los 600/900 metros.

La situación persistirá el martes, con 22 provincias en alerta por nieve —Asturias sigue en rojo, así como Cantabria, Barcelona, Navarra y País Vasco en naranja, a las que se suma Mallorca—. "La probabilidad de nevadas más importante la tenemos hoy y mañana. La cota baja el miércoles, pero la probabilidad de precipitaciones es bastante menor", subraya la portavoz, que apunta a una subida de las temperaturas el jueves, con lo que "el episodio de nevadas se puede dar ese día por concluido".

Las temperaturas, de hoy lunes a primera hora del jueves, que es "cuando se alcanzarán los valores más bajos", van a ir cayendo de forma paulatina, sobre todo las mínimas. "Las heladas se van a ir extendiendo. Hoy ya las ha habido en zonas del noreste y el jueves las habrá en todo el país, salvando el suroeste peninsular, la costa mediterránea y el valle del Ebro. Serán incluso intensas en zona de la meseta norte", avanza la meteoróloga. De aquí al jueves, el descenso total será "notable, del orden de cinco o seis grados en términos generales".

Estas temperaturas nocturnas están "bastante por debajo" de lo normal para esta época del año. "La anomalía de las mínimas hoy, en la mayor parte de la Península, salvo en zonas del este y del sur, es de entre un grado en las zonas más occidentales y hasta cuatro y siete grados en el noroeste", indica la portavoz. "El jueves por la mañana en toda la Península los valores serán entre tres grados y 10 grados por debajo de los habituales", agrega.

Las temperaturas máximas también seguirán por debajo de lo normal. "Ayer, las máximas estaban en entre cuatro y siete grados por debajo en zonas muy amplias de toda la Península y Baleares" y seguirán así hasta el miércoles, cuando comienzan a subir "al estar más despejado". "Estamos ante lo que parece el último coletazo del invierno, con nevadas, heladas y temperaturas anómalas para esta época", concluye Gutiérrez. 

Continúa la búsqueda del cabo desaparecido

El temporal de viento, lluvia y nieve que azotó durante todo el fin de semana a Andalucía deja la muerte de un joven motorista en Martos y la desaparición de un guardia civil arrastrado por el agua en un arroyo de Guillena (Sevilla). 

Un operativo de emergencias sigue mientras tanto rastreando el paraje de la localidad sevillana de Guillena en el que desapareció el cabo de la Guardia Civil Diego Díaz, natural de Málaga y de 52 años, al auxiliar al conductor de un vehículo que cayó al arroyo Galapagar el sábado por la noche.

La búsqueda se ha reanudado esta mañana y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha precisado que parte del dispositivo se desarrolla a pie y se centra en el primer kilómetro de este arroyo con la esperanza de encontrarlo vivo, informa Europa Press. 

En el lado de las buenas noticias, los operativos de búsqueda han hallado en buen estado de salud a los dos barranquistas perdidos en el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, en Zahara de la Sierra (Cádiz). 

El temporal causó 792 incidencias en toda Andalucía desde el sábado a las 00.00 hasta las 18.00 del domingo, según el servicio de coordinación de emergencias 112.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información