Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Las rectoras somos minoría pero vamos a trabajar como si fuéramos mayoría”

La catedrática de Psicología Mavi Mestre se convierte en la primera rectora en la historia de la Universitat de València y la quinta de los 50 campus públicos de España

Mavi Mestre, recien elegida rectora de la Universitat de València, en la sala de juntas del Rectorado.
Mavi Mestre, recien elegida rectora de la Universitat de València, en la sala de juntas del Rectorado.

Mavi Mestre (Oliva, 1956) será la primera rectora electa de la Universitat de València (UV) después de 140 rectores hombres y 520 años de historia de la institución. Ganó las elecciones al Rectorado el martes por la noche al conseguir casi el 53% del voto frente al 47% de su contrincante, el astrofísico Vicent Martínez. Licenciada en Filosofía y Ciencias de la Educación por la UV, Mestre ha sido en los últimos años vicerrectora de Ordenación académica con su predecesor el rector Esteban Morcillo, cargo desde el que ha lanzado programas como Motivem [Motivemos] para alentar el esfuerzo del profesorado universitario por estimular la creatividad del alumnado.

La rectora, cuyo nombramiento no se formalizará hasta dentro de unas semanas [ha de superarse el periodo de alegaciones y que el Gobierno valenciano la designe] no tiene agenda el día de la huelga feminista del 8-M, solo una concentración a mediodía en el Rectorado y la manifestación de la tarde. 

Pregunta. Hasta ahora había solo cuatro rectoras de universidades públicas españolas de un total de 50 campus. Usted es la quinta. ¿Cómo lo está viviendo?

Respuesta. Me siento muy satisfecha y orgullosa de mi universidad y agradezco mucho la confianza que la comunidad universitaria ha depositado en mi persona, en mi equipo y en mi programa. Es un momento histórico que después de más de 140 rectores y 520 años de historia haya una mujer rectora liderando esta universidad, la más grande de la Comunidad y una de las más importantes de España. Y efectivamente, ahora seremos cinco rectoras. He estado hablando con ellas [algunas la han felicitado a través de mensajes o redes sociales] y la verdad es que estamos muy ilusionadas. Estamos en minoría pero vamos a trabajar como si fuéramos mayoría. Podemos aportar mucho en un momento con muchos retos y desafíos para las universidades españolas. Me alegro de haber roto ese techo de cristal.

P. ¿Que la decidió a presentarse? ¿Se ha encontrado muchas barreras en la campaña electoral?

R. Me decidí a presentarme por el conocimiento que tengo de la universidad, por mi experiencia y porque ese conocimiento y experiencia me dan una idea clara de los retos que tiene que afrontar este campus. Cuento con un equipo que me da mucha seguridad y un programa estupendo. Sí tengo que decir que no había notado esa sensación de techo de cristal o, en ocasiones de hormigón, [se ríe] hasta la campaña electoral. No lo sentí cuando me presenté a decana [de la Facultad de Psicología de Valencia] y tampoco cuando accedí a la cátedra y competí con otros compañeros y compañeras; pero esta vez si ha habido momentos y comentarios donde me he encontrado con dificultades por ser mujer.

P. ¿Recuerda alguno?

R. He oído comentarios del estilo: '¿Quieres ser rectora por ser mujer?', a lo que yo respondía: 'No, pero lo que no quiero es que dejéis de votarme por ser una mujer'. Quiero ser rectora porque soy capaz de desarrollar un programa, porque cuento con un buen equipo, porque tengo experiencia en la universidad y porque me siento capaz de hacerlo. Planteo un programa, una experiencia y un equipo, todo ello liderado por una mujer. Eso no puede ser negativo. También he tenido personas que me han apoyado no por ser mujer solo sino por ser esta mujer, con todo lo que llevo detrás.

P. ¿Qué tiene que cambiar en la universidad para que haya más mujeres rectoras, catedráticas, o profesoras titulares?

R. Uno de los problemas más comunes para las mujeres en el mundo universitario es el proceso para acreditarse a profesora titular o catedrática. Hay un momento en el que las mujeres nos retrasamos en conseguir la acreditación que en algunos casos coincide con la crianza de los hijos. No se publica de la misma manera ni se investiga igual cuando tienes a tus hijos. Pensamos plantear políticas de igualdad y este será un tema a reivindicar desde la CRUE [Conferencia de Rectores de las Universidades Española] y desde ANECA [Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación]. Desde la conferencia de rectores tenemos que demandar cambios para que las mujeres lleguen a titulares en las mismas condiciones que los hombres; no pedimos ningún regalo sino un reconocimiento al mismo nivel y que no se nos penalice. Y lo mismo para las cátedras. ¿Acaso no tenemos la misma inteligencia, la misma capacidad, las mismas actitudes mujeres y hombres? Bueno, pues eso es lo que hay que defender.

P. ¿Hace huelga de mujeres este 8-M?

R. Hay que reivindicar y hacer manifestaciones de este tipo para hacer valer lo que aportamos las mujeres a la sociedad. Qué pasaría si las mujeres no estuviéramos ahí. Hay una concentración a mediodía en el Rectorado donde haremos un parón y luego estaré en la manifestación de la tarde. Esa es mi agenda para el 8-M.

P. Las universidades, como tantas otras instituciones, han pasado algo más que estrecheces económicas durante la última crisis. ¿Cuáles son sus prioridades como rectora?

R. La financiación en general y en particular. Lo que necesitamos es una mejor financiación para la Comunidad Valenciana y para las universidades públicas. El presidente de la Generalitat Valenciana [Ximo Puig] manifestó la necesidad de empezar a negociar un nuevo plan de financiación para las universidades públicas y yo confío en ese plan. Es lo que nos va a permitir hacer política universitaria; sin ella difícilmente podremos hacerlo. En nuestro caso, la Generalitat destinará en 2018 unos 15 millones de euros al pago de la deuda histórica.

P. Los rectores llevan años pidiendo un pacto de Estado por la educación superior en España. ¿Es el momento?

R. Sí. Es necesario que tengamos un horizonte claro, que no haya cambios constantes, para que podamos avanzar desde la seguridad. Queremos un escenario viable y seguro para mejorar la formación universitaria, que es muy importante.

P. En su primera jornada como rectora electa se reúne con los profesores asociados de su universidad, que están en huelga desde finales de enero para pedir una mejora salarial y profesional de su trabajo. ¿Va a escuchar o a proponer también?

R. Escuchar y proponer, las dos cosas. Lo prioritario en estos momentos es que se acabe la huelga, que negociemos pero que se acabe la huelga. Las soluciones no son inmediatas, no tenemos la varita mágica, y hay soluciones que dependen de nosotros y otras que dependen del convenio colectivo donde la Generalitat y los sindicatos tienen mucho que decir. Lo importante es que empecemos a negociar desde el primer día y que los estudiantes puedan recibir sus clases y su formación no se vea dañada.

Más información