Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso insta al Gobierno a sacar la Religión del sistema educativo

En una proposición no de ley la Cámara pide derogar los Acuerdos con la Santa Sede y con otras religiones para garantizar una escuela laica

Imagen de archivo de un alumno con un libro de Religión.
Imagen de archivo de un alumno con un libro de Religión.

El Congreso ha aprobado una proposición no de ley que insta al Gobierno a sacar la asignatura de Religión del currículo escolar. El texto, que pretende garantizar la laicidad del sistema educativo, urge también al Ejecutivo a denunciar y derogar los Acuerdos con la Santa Sede y con otras confesiones religiosas.

La propuesta de Unidos Podemos y el Grupo Mixto, transaccionada por el PSOE, se aprobó este miércoles en la comisión de Educación con 18 votos a favor (ERC, Compromis y EH-Bildu), 17 en contra (PP y Ciudadanos) y la abstención del PDeCAT. Para el PP la iniciativa -que parte de la asociación Europa Laica y otras 40 organizaciones- es "propia de la izquierda rancia anticatólica". Ciudadanos la ha calificado de "impertinente" y "oportunista".

El texto pide al Ejecutivo “garantizar el imprescindible carácter laico que debe revestir la Escuela como institución pública, dejando la religión confesional fuera del sistema educativo oficial, es decir, del currículo y del ámbito escolar”. La última reforma educativa, la LOMCE, volvió a incluir la materia de Religión entre las asignaturas cuya nota cuenta para la media final del curso. Y, dentro de la enseñanza pública, la matrícula se disparó en 1º de Bachillerato.

Sobre la denuncia y derogación de los acuerdos con la Santa Sede, el PSOE ha querido focalizar esta proposición a través de una enmienda, que ha sido aceptada, y dejar el resto del contenido para su debate en el Pacto Educativo. El texto inicial, sin el consenso necesario, hacía referencia a la responsabilidad de las Administraciones Públicas con la educación pública y a “destinar a ella recursos públicos suficientes, retirando progresivamente el desvío de fondos públicos hacia redes escolares privadas”. Como ha explicado el diputado socialista Guillermo Meijón, su enmienda quiere reflejar que puede haber gente con una opinión sobre las redes de centros (concertados) pero otra respecto a la derogación de los acuerdos con la Santa Sede.

La proposición, no vinculante, queda en manos del Gobierno, pero "pese al escaso recorrido que están teniendo en esta legislatura" este tipo de iniciativa, Europa Laica celebra el resultado. "Es un paso adelante el hecho mismo de que fuerzas políticas, que en su día se comprometieron a la derogación de la LOMCE y a elaborar una nueva Ley de Educación en favor de la mayoría social, hagan pronunciamiento público sobre condiciones esenciales para que su carácter democrático y, por tanto, laico, permita su perdurabilidad".

Las declaraciones de Silvia Valmaña, diputada popular en la comisión, auguran poco futuro a esta petición. "Lo democrático", según ella, es cumplir con la Constitución y con los acuerdos que permiten la libertad religiosa, y ha asegurado que en 13 de los 28 países de la UE la Religión es asignatura obligatoria y en 14 optativa, entre ellos España.

Más información