Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las provincias en las que Podemos y Ciudadanos quitarían escaños al PP

El sistema electoral propuesto por los nuevos partidos beneficiaría sobre todo a Ciudadanos

El cambio del sistema vigente de reparto de escaños que pretenden Podemos y Ciudadanos dibujaría un hemiciclo distinto del actual. Si se sustituyera la actual fórmula D'Hont por el modelo Sainte-Lagüe (como pretenden Pablo Iglesias y Albert Rivera) en el cálculo -y en el caso de que cada votante repitiera ahora su voto de junio de 2016- el principal perjudicado sería el PP y sus aliados, que perderían 15 diputados, y en mucha menor medida el PSOE y sus socios, que perderían solo uno.

Ciudadanos saldría muy beneficiado, con 12 diputados más que ahora; seis más obtendría Podemos y sus confluencias. El PdeCAT y el PNV perderían un escaño cada uno.

La fuerza más perjudicada por otra es el PP o sus aliados frente a Ciudadanos, que le quitan a los populares un escaño en 11 circunscripciones. El PP pierde un total de dos diputados en favor del PSOE en Alicante, Santa Cruz de Tenerife, pero también se les escapa un total de tres en favor de Podemos en tres provincias. Los socialistas ven irse un escaño a Ciudadanos en Pontevedra, y otros dos a Podemos en Cáceres y Ciudad Real. Precisamente esta última es la provincia con más cambios tras la reforma: allí dos diputados, uno del PSOE y otro del PP, caerían en manos de las nuevas formaciones. En cada una de las demás donde hay baile de diputados, solo cambia de signo uno. 

Curiosamente, el PP se beneficiaría de los cambios en dos circunscripciones. En Girona, le quitaría un diputado al PdeCAT. En Gipuzkoa, otro al PNV.

En la tabla inferior aparecen las circunscripciones provinciales donde se producirían cambios de escaños entre formaciones.