Dos de cada tres coches patrulla en Cádiz están averiados u obsoletos

El sindicato de la policía local denuncia que los agentes solo disponen de 18 vehículos, entre coches, motos, ciclomotores y furgonetas

Vehículos de la policía local.
Vehículos de la policía local.

Cádiz es una ciudad pequeña: sus 118.000 habitantes viven en apenas 4,4 kilómetros cuadrados de suelo urbano. Pero no lo suficiente como para que sus 200 policías locales patrullen toda la capital con apenas 18 vehículos, entre coches, motos, ciclomotores y furgonetas. Así lo denuncia el Sindicato de la Policía Local (SPL), que asegura que casi el 60% de la flota que debería emplear los agentes municipales se encuentra fuera de servicio por averías u obsolescencia. Mientras, el Ayuntamiento de Cádiz reconoce la situación y aclara que el problema “no es nuevo y no está originado” con la llegada del equipo de gobierno de Por Cádiz Sí Se Puede (PCSSP).

“La situación es pésima, deplorable y precaria”, reconoce con dureza Francisco Ramas, secretario general del sindicato policial mayoritario en el cuerpo. Fue a mediados de diciembre cuando su organización decidió plantarse y lanzar un comunicado público en el que pedía un “punto y final a este terrible y prolongado desaguisado”. Sin embargo, el cambio del año ha llegado sin una aparente solución y ahora desde el sindicato temen las consecuencias para uno de los operativos más complicados de estas fechas: la cabalgata de Reyes Magos. “No sé cómo nos vamos a organizar. No es cuestión de crear alarma, pero la operatividad del servicio se resiente y la movilidad no es la misma ante cualquier imprevisto que pueda surgir”, detalla Ramas. En estos momentos, de los más de 16 coches patrulla con los que cuenta la policía, solo cinco están operativos. Más preocupante es la situación de las motocicletas: de las 32 que deberían funcionar, solo tres están listas para salir a las calles de toda la ciudad. A eso se suman cinco ciclomotores en activo “con más de 15 años de antigüedad”, como asegura el secretario general, y otras cinco furgonetas. Para llegar a esta situación “de colapso”, el sindicalista apunta dos motivos: la falta de personal de los talleres municipales del parque móvil —que dan servicio a todos los vehículos municipales— y la ausencia de renovación de la flota.

Más información
Nadie restaura el tren de Franco
La ciudad española en la que se habla al revés (o al ‘verres’)
Las mujeres que firmaron para cambiarnos la vida
El abuelo que conservó en su bolsillo la lista de sus amigos fusilados

Del primer motivo, hasta el alcalde de la ciudad, José María González Kichi le da la razón al sindicato. “Esta problemática que sale ahora no es nueva. En los últimos cinco o seis años se ha ido mermando la plantilla. Bien trasladando del parque móvil varios mecánicos a otras dependencias o bien con jubilaciones que no han sido cubiertas”, reconoció el regidor en una rueda de prensa en la que respondió a las quejas policiales. Sin embargo, Ramas va más allá: “Falta personal pero tampoco hay material para reparar. Por ejemplo, no tienen en uso los elevadores, les falta material de piezas y no hay personal para lavar los vehículos. Y a eso hay que sumar que cada vez tienen más faena porque los coches están más viejos”. Porque para el sindicato ese es el segundo escollo que ha llevado a que la ciudad tenga más coches policiales averiados que en activo.

“Año tras año se debería renovar la flota porque son vehículos que tienen mucho uso. Sin embargo, en los últimos dos años y medio —el tiempo que lleva el nuevo Equipo de Gobierno— no se ha comprado ni uno solo. Lo último que se adquirió fueron unos patrulleros híbridos en 2014 por renting”, puntualiza Ramas. De hecho, el sindicalista denuncia que los agentes tienen “una furgoneta operativa que es del año 2000”. Ramas tiene claro quién paga las consecuencias de toda esta situación: “En primer lugar, nosotros, pero, ante todo, es el ciudadano el que paga los platos rotos”. De hecho, los responsables de los operativos de tráfico o vigilancia se ven obligados “a hacer encajes de bolillos”, como añade el secretario de SPL. “No se nos caen los anillos por ir a pie, pero la operatividad y movilidad se resiente”, añade Ramas que reconoce su preocupación ante el reto de coordinar el tráfico y la seguridad en un evento de gran concentración de público, como la cabalgata del próximo 5 de enero.

Aunque desde el sindicato aún no han recibido una respuesta oficial, González reconoció que su objetivo es “que todos los trabajadores del Ayuntamiento puedan desarrollar sus funciones en las mejores condiciones. De hecho, hace poco anunciamos la compra de chalecos antibalas de uso externo, como demandaban los sindicatos”. La idea del alcalde es intentar, “por todos los medios” reforzar el área del parque pese a las limitaciones impuestas por la Ley de Racionalización.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“No está de más recordar que la oposición nos tiene bloqueada una RPT —la Relación de Puestos de Trabajo que controla el número y funciones de los trabajadores municipales— que nos impide reforzar esta área en concreto”, añadió González ante las preguntas de los periodistas. Con todo, el regidor ya ha asegurado que en los próximos presupuestos (en estos momentos Cádiz se rige por las cuentas prorrogadas de 2016) se verá como apuestan “por iniciar una renovación progresiva de los vehículos de la policía local”. Mientras, Ramas espera que la promesa se haga pronto realidad para acabar con un colapso que ya dura demasiado: “A esta situación hemos llegado después de muchos años. No podemos esperar más”

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jesús A. Cañas

Es corresponsal de EL PAÍS en Cádiz desde 2016. Antes trabajó para periódicos del grupo Vocento. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla y es Máster de Arquitectura y Patrimonio Histórico por la US y el IAPH. En 2019, recibió el premio Cádiz de Periodismo por uno de sus trabajos sobre el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS