Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior destituye a Enrique Barón como jefe antiterrorista de la policía

Barón fue director general de Interior de la Comunidad de Madrid y llegó a declarar en la Asamblea por el 'caso espías'

El comisario general de Información, Enrique Barón, máximo jefe de la Policía en la lucha contra el terrorismo, en una imagen tomada este 14 de diciembre.
El comisario general de Información, Enrique Barón, máximo jefe de la Policía en la lucha contra el terrorismo, en una imagen tomada este 14 de diciembre. EL PAÍS

El Ministerio del Interior ha destituido a Enrique Barón Castaño como máximo responsable de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, cargo al que accedió en enero de 2012, poco después de las primeras elecciones que ganó Mariano Rajoy. Barón ha sido jefe superior de la Policía de Madrid y en 2008 tomó las riendas de la Dirección General de Seguridad e Interior de la Comunidad de Madrid, gobernada entonces por Esperanza Aguirre. Fue nombrado comisario general de Información por el ministro Jorge Fernández Díaz y ya en el cargo tuvo que declarar en la comisión de investigación de la Asamblea en el conocido como caso espías, que afectó a dirigentes del PP madrileño.

Su destitución llega apenas dos días después de que se haya producido la reunión del pacto antiterrorista, y tras una nueva tanda de imputaciones del caso Lezo, que afecta al expresidente madrileño Ignacio González. Tras su detención, González declaró este abril en la Audiencia Nacional que conocía a Enrique Barón y también admitió que había quedado con algún mando policial "para saber cómo estaban algunas cosas" y cómo iban los procedimientos o "si tenían algún informe". La fiscalía le preguntó entonces si había obtenido algo de información de todo ello, pero dijo que no.

Según publica el BOE este viernes, el cese lo ha firmado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a propuesta del director general de la Policía, Germán López Iglesias, contando con el informe favorable del secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto. Lo mismo ocurre con Mariano Germán Simancas Carrión, hasta ahora Jefe de la División de Cooperación Internacional. A ambos Zoido les agradece los servicios prestados.

El cese se produce un mes después de que Zoido comunicara que había confiado la jefatura de la Policía Nacional, que hasta ahora asumía el director adjunto operativo (DAO), en los comisarios José Antonio de la Rosa, nuevo responsable de Seguridad Ciudadana y Coordinación, y Juan Carlos Ortiz Argüelles, al que situó al frente de Información, Investigación y Ciberdelincuencia.

La Comisaría General de Información depende desde entonces de esta última jefatura central, según el nuevo organigrama en vigor tanto en la Policía como en la Guardia Civil, en este caso con cuatro mandos. La nueva cúpula policial la completan Manuel Javier Peña como jefe central de Recursos Humanos y Formación y José García Losada como jefe central de Logística e Innovación.

Fuentes policiales han explicado a Europa Press que es Ortiz Argüelles, máximo jefe de Información, el que buscará el relevo de Barón al frente de la Comisaría General de la Policía.

Lucha contra el terrorismo

Barón, de 57 años, era hasta ahora máximo jefe de la lucha antiterrorista en la Policía, a donde llegó tras pasar por las jefaturas superiores del País Vasco y Madrid. Su dilatada trayectoria incluye relevantes operaciones contra ETA y, tras el atentado en Madrid del 11 de marzo de 2004, el terrorismo de corte yihadista.

Comisario principal desde mayo de 2009, su primer puesto de responsabilidad fue como jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Navarra en 1996, teniendo que hacer frente a una de las épocas más duras de la kale borroka.

Hasta enero de 1999 ocupó el puesto de jefe de la Brigada Provincial de Información de Navarra, y de aquí pasó a ser jefe superior del País Vasco, ocupando este puesto hasta septiembre de 2005. En ese periodo fue pieza clave en las sucesivas desarticulaciones de los comandos Donosti, Vizcaya y Araba, así como en las actuaciones judiciales contra el entramado político, juvenil y financiero de ETA.

Más información