Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos cargan contra Iceta por pedir indultos para los secesionistas

El candidato del PSC se reafirma en su idea aunque pague un precio electoral

El candidato del PSC, Miquel Iceta, recibió este jueves críticas de todos los partidos políticos, tanto independentistas como constitucionalistas y Podemos, por haber planteado indultar a los líderes secesionistas en caso de que estos sean condenados. Mientras los independentistas le afearon que tal propuesta les condena de antemano por delitos que no creen haber cometido, los constitucionalistas le acusaron de avalar la tesis falsa de los secesionistas de que son delincuentes políticos. Para Podemos es una postura incoherente por su apoyo al 155. Iceta se reafirmó en su idea aunque pague un precio electoral.

Joan Tardà en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

"Cataluña debe pensar en cómo coseremos las heridas. Y no me importa pagar un precio por pensar en escenarios de reconciliación. No lo hago en función de lo que otros hagan o no, sino porque estoy absolutamente convencido”. El candidato del PSC, Miquel Iceta, se ratificó este miércoles en su propuesta de indultar a los independentistas desde el pleno convencimiento. En Los Desayunos de TVE, Iceta dijo además no haber informado con anterioridad a la dirección del PSOE de que iba a defender esta idea. “Si estuviera en su lugar estaría maldiciendo los huesos de ese Iceta que dice cosas sin avisar y que a veces nos descoloca”, sostuvo el líder del PSC sobre la cúpula del PSOE, que a pesar de su sorpresa no le desautorizó.

La propuesta del candidato socialista, que se incardina en el eje de su estrategia de campaña, en la que trata de situarse como una suerte de gran pacificador, le colocó en una posición central, pero como blanco de las críticas de todo el resto de formaciones que se presentan a las elecciones del 21-D.

“Ocurrencia”

Los partidos constitucionalistas censuraron que ese discurso, según el cual los líderes secesionistas no deberían cumplir condena, avala las tesis de los independentistas de que son “presos políticos”. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría la tachó de “ocurrencia”, mientras el ministro de Justicia, Rafael Catalá, a quien corresponde hacer la propuesta de los sentenciados a indultar, enfatizó que en la actual legislatura el Gobierno ha concedido “muy pocos” indultos y “ninguno de ellos cuando las personas condenadas tienen condición de políticos”. Su compañero de partido y portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, manifestó que “frente a las actividades de los delincuentes” no se puede optar ni por la “impunidad” ni por la “inmunidad”.

Declaraciones de Miguel Gutiérrez, secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos.

La campaña del PSC tensiona al PSOE

El indulto a los independentistas ha sido el último episodio de convulsión entre el PSC y el PSOE, pero no es el único. La idea del indulto, que la dirección socialista recibió con sorpresa, causó malestar en algunos miembros de la cúpula y en varias comunidades gobernadas por los socialistas, aunque solo la criticó en público el presidente de Castilla- La Mancha, Emiliano García Page. Pero también otras de las propuestas que Miquel Iceta está traslandando durante la campaña catalana y que recoge el programa del PSC han provocado tensión en el PSOE, especialmente en los Gobiernos autonómicos socialistas. El malestar apenas se ha hecho público en estos Ejecutivos, que no quieren entorpecer la campaña de un compañero, pero hay recelos importantes a varios de los planteamientos de Iceta, trasladan fuentes de estos gabinetes, como la hacienda federal, la quita de la deuda y las competencias exclusivas en educación para las comunidades con lengua propia, así como cautelas ante los posibles pactos postelectorales.

En el foco de ese malestar están sobre todo los asuntos relacionados con posibles tratos diferenciados a Cataluña en financiación. La propuesta del programa del PSC de una quita de la deuda, aunque no se refiriera solo a Cataluña, no es compartida en Andalucía, Extremadura y Asturias. Esta medida sí ha sido defendida de forma explícita por la dirección del PSOE, aunque la cúpula no se ha desmarcado hasta ahora de ninguna propuesta del PSC. El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, fue el único socialista que sugirió su apoyo al indulto, al defender que a partir del 21 “hay que transitar por el diálogo para suturar la fractura enorme en el ámbito emocional y político”.

“Los políticos no debemos prometer perdones a otros políticos por pactos políticos”, criticó Albert Rivera, líder de Ciudadanos, en una entrevista en La Sexta. Rivera considera un error tal apreciación y cree que habría que preguntar a los catalanes que pagan impuestos si les gusta que sus exgobernantes se gastaran cinco millones de euros en “un referéndum ilegal”, en referencia a la votación del pasado 1 de octubre, motivo por el que están acusados de malversación de fondos públicos.

Tampoco los independentistas, a quienes presuntamente debería haber contentado la medida, la recibieron con agrado. El exconsejero y número seis de Junts per Catalunya por Barcelona, Josep Rull, se quejó de que tal propuesta les perjudica. “Porque nos señala como culpables de rebelión, sedición prevaricación, malversación…”, señaló. “Y somos inocentes”, agregó el exconsejero, para quien la idea de Iceta es “exótica” y “paternalista”. En términos similares se expresó Joan Tardá, de ERC, que afeó al candidato que no haya mostrado, a su juicio, “solidaridad” con los presos.

Podemos, a pesar de que defiende que los líderes independentistas en prisión son “presos políticos”, instó a Iceta a “aclararse”, sostuvo su portavoz parlamentaria, Irene Montero: “Por una parte comparten con el PP y Ciudadanos la estrategia autoritaria del 155 y por otra ahora nos hablan de indultos”, dijo.

Declaraciones de Irene Montero, portavoz de Podemos en el Congreso.

Más información