Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El secesionismo pierde la mayoría absoluta, según el CIS

Ciudadanos será la fuerza más votada el 21-D

Los carteles electorales de Junts per Catalunya.

El objetivo que el independentismo catalán se ha impuesto para el 21-D es lograr una mayoría tanto en votos como en escaños. Sin embargo, el sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado ayer muestra un retroceso de ERC, el PDeCAT y la CUP. Pierden la mayoría que tienen en el Parlament, bajando cinco escaños hasta los 67, y reducen su porcentaje de voto 3,4 puntos. Ciudadanos, por primera vez, roza ser la lista más votada.

En general, el CIS muestra un panorama de alianzas postelectorales muy complicado tanto para el independentismo como para el llamado bloque constitucionalista, donde están el PP, Ciudadanos y el PSC. Pero el caso de los secesionistas es más complicado en tanto el sondeo muestra una hegemonía menguante, y por primera vez Ciudadanos podría lograr ser la fuerza más votada. La precampaña de los independentistas se ha centrado básicamente en pedir una mayoría incontestable ante unas elecciones que consideran “ilegales e ilegítimas”, y afrontan la cita electoral como un plebiscito en contra de lo que llaman “el tripartito del 155” y un aval a la declaración unilateral de independencia del pasado octubre. Más de un 29% de los encuestados confiesa que aún no tiene claro qué papeleta escogerá.

Los independentistas, de acuerdo con el sondeo, obtendrían el 21 de diciembre 67 diputados, uno menos que la mayoría en la Cámara catalana. El CIS le da 32 diputados a ERC, el mismo número que obtendría Ciudadanos. Junts per Catalunya, la candidatura del expresidente Carles Puigdemont, sacaría 25 o 26. La CUP perdería un escaño quedándose en nueve. Se trata de unos resultados que contrastan con los 72 escaños con los que ahora cuenta el secesionismo en el Parlament. Junts pel Sí, la coalición formada por Esquerra Republicana y la extinta Convergència, logró 62 escaños en las elecciones de 2015 mientras que los anticapitalistas obtuvieron diez.

La suma de ERC, Junts per Catalunya y la CUP sumaría el 44,4% de los votos, según el CIS. En las últimas elecciones autonómicas, las tres formaciones lograron el 47,9% de los sufragios. Es decir, perderían 3,4 puntos porcentuales. El sondeo se realizó entre el 23 y el 27 de noviembre y se entrevistó a 3.000 personas.

Tras la convocatoria electoral, realizada por el presidente Mariano Rajoy bajo el amparo del artículo 155 de la Constitución, los partidos independentistas fracasaron en su intención de pactar una lista unitaria. La unidad en el secesionismo que había permitido sacar adelante el referéndum ilegal del 1 de octubre saltó por los aires por los enfrentamientos sobre la gestión de la declaración de independencia. Uno de los argumentos con los que intentaron salir al paso fue que las listas separadas permitirían maximizar el voto, algo que el CIS de entrada no parece reflejar. Junts pel Sí obtuvo el 27-S 62 diputados. La suma de las candidaturas que encabezan Puigdemont y Oriol Junqueras solo lograría 58 escaños, según esta encuesta.

Ciudadanos en Barcelona

El bloque de los partidos constitucionalistas sumaría el 44,3% de los votos, lo que supone 59 o 60 escaños. Ciudadanos actualmente tiene 25 escaños y lograría añadir siete en las elecciones del próximo 21 de diciembre. La cuarta posición sería para el Partit dels Socialistes (21) seguido de Catalunya en Comú-Podem (nueve). La participación, un dato fundamental, podría rozar el 90%, según el sondeo. En la pasada cita electoral fue del 77,4%.

Junqueras, el único candidato que aprueba

Ironías de la estadística: el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, es el político mejor valorado por los catalanes pero los encuestados prefieren a Carles Puigdemont como futuro presidente de la Generalitat. Así lo muestra el último sondeo del CIS, publicado ayer.

Junqueras es único líder que aprueba. Obtiene una puntuación de 5,12, seguido de Xavier Doménech, de Catalunya En Comú-Podem (4,79) y de Puigdemont, con un 4,76. El que obtiene peor calificación es el popular Xavier García Albiol, con un 1,83.

Curiosamente, cuando se pregunta a quién preferirían como próximo president de la Generalitat, los encuestados señalan al expresident Carles Puigdemont (28,1%). Le siguen en preferencia el socialista Miquel Iceta (15,8%) y Oriol Junqueras (15,6%).

Por provincias, Ciudadanos conseguiría una holgada victoria en Barcelona, con el 23,4% de los votos y 21 escaños. ERC sería la segunda fuerza en esta demarcación, con 17 escaños. En el resto de provincias los independentistas ganarían. En Girona lo haría Junts per Catalunya, con seis escaños. En Lleida ERC conseguiría cinco diputados. La situación cambia en Tarragona, donde los sondeos muestran un duelo muy cercano entre los republicanos y Ciudadanos para ocupar el primer sitio. El partido de Junqueras lograría en esa provincia cinco escaños y el de Inés Arrimadas, entre cuatro y cinco.

El CIS dibuja un panorama muy cerrado en el que la llave de la gobernabilidad la tendría la coalición de izquierdas entre las formaciones que lideran Pablo Iglesias y Ada Colau. Un tripartito de izquierdas (ERC, Catalunya en Comú-Podem y PSC) no obtendría la gobernabilidad. Se quedaría en 62 escaños, seis por debajo de la mayoría absoluta.

 

 

 

 

 

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información