Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España ‘derechiza’ a Ciudadanos

Los encuestados por el CIS desplazan a la diestra al partido de Rivera, hasta el 6,7 de la escala, frente al 5,1 de enero de 2015

Reunión de la ejecutiva de Ciudadanos.
Reunión de la ejecutiva de Ciudadanos.

Pedro Sánchez lanzó el último dardo el pasado martes. "Ciudadanos es el Vox de la política española", afirmó el secretario general del PSOE, asemejando a la formación liderada por Albert Rivera con el partido encabezado por Santiago Abascal. "Se ha situado a la derecha del PP", remachó el jefe de filas de los socialistas, que recogió así una línea que ya había abierto Podemos a principios de octubre, en pleno debate sobre la aplicación del artículo 155, cuando ubicó a la principal fuerza de la oposición de Cataluña en el mismo bloque que la extrema derecha. Una batería de afirmaciones que llegan con la liza electoral del 21-D abierta y con Ciudadanos creciendo en las encuestas. Pero, más allá de este contexto, ¿cómo ven los españoles a la cuarta fuerza política del país?

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), referente a octubre de 2017, destaca que los encuestados sitúan al partido de Rivera en el 6,74 del eje izquierda-derecha, donde 1 representa a la extrema izquierda y 10 a la extrema derecha. Nunca antes había obtenido un valor tan alto, ubicándose ahora a menos de 1,5 puntos del PP (8,22) y por encima del PDeCat (5,83) y el PNV (6,09). Muy lejos queda ya el 5,14 marcado en enero de 2015, cuando Ciudadanos aún no había desembarcado en el Congreso.

"La explicación de este desplazamiento a la derecha se debe a que, al principio, poca gente nos conocía y, por tanto, no nos valoraba en estos sondeos", asegura un asesor de la formación. En el barómetro de enero de 2015, un 49% de los encuestados respondió "no sé" cuando se le pidió que colocara a Ciudadanos en el eje; y un 3,9% no contestó. En octubre de 2017, esos porcentajes habían descendido drásticamente hasta el 21,1% y 1,6%, respectivamente. Una progresión que presenta, por tanto, una segunda lectura: cuanto más gente lo ha conocido, más a la diestra lo han desplazado.

Esta evolución contrasta con la estabilidad que muestran sus votantes a la hora de autoubicarse en la escala. Los seguidores del partido se han colocado siempre en el centro-derecha y nunca se han movido de los valores entre el 5 y el 6. En el último barómetro del CIS se sitúan en el 5,51. Hace dos años, en el 5,74. Un factor que Ciudadanos considera clave, ya que opina que su principal caladero de votos se encuentra entre los españoles que se autoubican entre el 4 y el 6 —el 46% del electorado—. "Ahí es donde podemos conseguir más respaldos y arañar al PP y PSOE", resaltan fuentes de la formación. De hecho, la formación liderada por Rivera es la primera opción política de quienes se ponen en el 5; y la segunda de quienes se fijan en el 4 o el 6.

"Otra explicación de que nos hayan desplazado a la derecha es que este tipo de preguntas está viciada en las encuestas. Porque, quienes no te apoyan, te puntúan muy mal", remachan fuentes de Ciudadanos. En esa línea, los votantes del PP ubican al partido de Rivera en el 6,01; los del PSOE, en el 6,45; los de Unidos Podemos, en el 7,61. Una valoración que se dispara a la derecha entre las formaciones catalanistas: los de En Comú Podem lo desplazan al 8,10; los de Convergencia (actual PDeCat), al 9; y los de ERC, al 9,1.

Pero, más allá de cómo sitúan los españoles a Ciudadanos y cómo se autoubican sus votantes, la pregunta determinante pasa por saber dónde se coloca realmente el partido en ese eje izquierda-derecha. El barómetro del CIS no tiene respuesta a ese asunto. Pedro Sánchez sí plantea, en cambio, la suya: "Se han ido a la derecha del PP. Y no solo en el tema territorial". Una valoración a la que contesta la cuarta fuerza política del país. "El PSOE está nervioso por las encuestas, porque el centro-izquierda moderado está yéndose a Ciudadanos. Nosotros estamos ensanchando el centro", dice Rivera. En poco más de un mes se sacan las urnas en Cataluña.