Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP enfría las expectativas de reformar la Constitución en la comisión territorial

El organismo nace en el Congreso con el escepticismo de Ciudadanos y sin Unidos Podemos ni los nacionalistas

José Enrique Serrano, tras ser elegido presidente de la comision territorial del Congreso.

La comisión impulsada en el Congreso por el PSOE sobre el modelo territorial nació este miércoles con la ausencia de Unidos Podemos y los partidos nacionalistas, pero sobre todo con reservas del PP: “No hemos venido aquí con la idea de reformar la Constitución”, dijo su portavoz. Fuentes populares ratificaron que el partido no cederá “hasta que el desafío secesionista esté conjurado”. Los socialistas recuerdan que Pedro Sánchez pactó con Mariano Rajoy aplicar el artículo 155 en Cataluña y abordar una reforma de la Constitución.

La actitud distante del PP en la comisión territorial del Congreso se mantendrá, según fuentes populares, durante toda la campaña de las elecciones catalanas del 21-D e, incluso, hasta la formación del nuevo Gobierno de la Generalitat. Tal es su cautela hacia lo que haga el PSC en Cataluña. Y su preocupación ante la posibilidad de que el electorado perciba el trabajo de la comisión como una cesión al independentismo.

Los partidos asumen que todos están a la espera de los acontecimientos, la cuestión catalana está demasiado abierta y, además, la comisión echa a andar pero no cogerá peso político hasta dentro de unos meses. Ahora se limitará a un desfile de expertos. Se puede jugar con los tiempos para acelerarla y darle potencia cuando el contexto sea favorable.

En vídeo, la intervención de José Enrique Serrano, presidente de la comisión.

El PSOE ya contemplaba en su hoja de ruta que esta comisión, que durará seis meses, sea una “antesala” de una futura reforma de la Constitución, algo que se abordaría en un segundo momento, en otra comisión específicamente destinada a estudiar las modificaciones de la Ley Fundamental. Para los socialistas este plan es un asunto serio que arranca con el anuncio que Pedro Sánchez hizo el pasado 11 de octubre: un pacto con Mariano Rajoy para activar el artículo 155 en Cataluña y “abrir el debate de la reforma constitucional en el Congreso”. Lo repitió ayer Adriana Lastra, portavoz socialista en la comisión: esperan tener en seis meses las conclusiones “para poder después abrir la reforma de la Constitución que necesita España”.

Fuentes socialistas enmarcan en la campaña electoral en ciernes la frialdad que exhibió ayer el PP. Entre los populares preocupan las encuestas y el ascenso de Ciudadanos. El PSOE prefiere tener como referencia el compromiso de Rajoy, que el mismo 11 de octubre dijo en el hemiciclo: “Estamos dispuestos a que la comisión empiece a trabajar ya y no nos negamos a hablar sobre una reforma de la Constitución, no nos hemos negado nunca”.

La comisión se constituyó este miércoles con 27 miembros y siete partidos, precisamente en la Sala Constitucional. También Ciudadanos confirmó que acude “con todo el escepticismo”. No ha querido ni participar en la Mesa.

“Sin pagar peajes”

Las otras formaciones presentes son del Grupo Mixto: UPN, los canarios de CC y NC, y Compromís. No participan Unidos Podemos ni PNV, ERC, PDeCAT y Bildu. El único acto de este miércoles fue la elección de la Mesa y de su presidente, el socialista José Enrique Serrano, que se fijó como primer objetivo “poner de relieve los éxitos e identificar las disfunciones” del modelo territorial. Luego se pasará a una segunda fase de propuestas pero, precisó, “sin pagar peajes indebidos a nadie”. Será entonces cuando se podrán plantear cambios “en la forma de gobernar, en los procedimientos de adopción de decisiones y en las leyes que regulan el Estado autonómico, incluyendo, y con la atención excepcional que requieren, cambios en la propia Constitución”.

Nada que ver con lo que dijo el portavoz popular, José Antonio Bermúdez de Castro: “No venimos con la idea preconcebida de cambiar la Constitución para contentar a una minoría. No pensamos que en España haya un problema de autogobierno. Esta comisión está planteada para evaluar y modernizar el Estado autonómico, nada más. Que nadie espere otra cosa de nosotros”.

El PSOE quiere que las primeras comparecencias se celebren antes del 21-D, y enero será mes hábil para trabajar. Propondrán llamar en primer lugar a los padres de la Constitución Miquel Roca, José Pedro Pérez Llorca y Miguel Herrero de Miñón. Las comparecencias deberían terminar en junio, y después se habilitaría un plazo hasta septiembre para elaborar las conclusiones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información