Emigración

Trabajadores cualificados para la migración que sigue

Más de la mitad de los empleados españoles en Reino Unido se dedican a la sanidad, la educación y las finanzas

Carlos Martínez y Marta Flores, profesores residentes en Londres, durante una visita al Stonehenge.
Carlos Martínez y Marta Flores, profesores residentes en Londres, durante una visita al Stonehenge.

Más información

Como otros miles de españoles, Santiago Alonso, de 33 años, también dejó atrás el país en plena crisis. Este ingeniero aeronáutico tenía trabajo cuando decidió marcharse a Nottingham (Reino Unido) en septiembre de 2012, pero le empujó a dar el paso la falta de proyección que el mercado laboral nacional le ofrecía. Cinco años después, quiere volver. “Pero no creo que encuentre un empleo como el de aquí —trabaja en una gran empresa de su sector—. Sería regresar a uno aburrido y sin futuro, como el de antes”, afirma este burgalés, natural de Salas de los Infantes, que se sumó hace un lustro a una de las mayores colonias formadas durante la coyuntura económica. Un grupo al que el Gobierno británico, en plenas negociaciones por el Brexit, acaba de radiografiar por primera vez: más de la mitad de los asalariados españoles en las islas se dedican a la educación, la sanidad y las finanzas.

Según la Oficina Nacional de Estadística de Reino Unido, 116.000 españoles viven en este país. De ellos, 5.500 se encuentran parados y 68.200 tienen un empleo —el resto son menores de 16 años y población inactiva, como jubilados y estudiantes—. La mayor parte de los trabajadores se dedican a la enseñanza, la sanidad y la administración pública (19.400). A este colectivo le siguen los del sector financiero (17.000), empleados en la hostelería (16.700) y en transportes y comunicaciones (5.500). “Aquí hay mucha demanda de profesores. Especialmente, en Londres. A día de hoy, mi colegio aún necesita reclutar dos más. Y terminamos el curso dentro tres semanas”, relata Guadalupe R. P., licenciada en Psicología, que aterrizó en Inglaterra en 2012 con una beca de una universidad para cursar un máster de formación de docentes de lengua extranjera en Secundaria. Después de dos meses en la facultad y siete de prácticas en un instituto, decidió quedarse.

“En Reino Unido no hay oposiciones y se puede ejercer en Primaria sin el título de Magisterio, como es mi caso. En España, en cambio, solo podría trabajar en la privada sin tal título y tampoco podría prepararme las oposiciones a Primaria sin él”, detalla esta mujer de 41 años. Una tesis similar a la que desgrana Carlos Martínez, de 27 años y profesor de educación infantil: “Me fui de España por la dificultad de trabajar en el sector privado como maestro y porque solo se podía acceder al sistema público por oposición. Algo que conlleva muchísimo esfuerzo y que no garantiza que lo vayas a conseguir”, subraya este conquense, que suma ya cerca de un lustro en Londres.

Un tiempo en el que la comunidad de españoles en Reino Unido no ha parado de crecer. Y aún sigue haciéndolo. Según las últimas cifras del INE, 2017 arrancó con 13.281 residentes más en las islas que en 2016. Esta cifra supone un aumento del 13% en solo un año —que se dispara hasta el 100% si se compara con 2009, cuando sumaban 57.770 personas—. Además, las autoridades calculan que muchos más viven sin estar registrados. “En términos absolutos, Reino Unido es donde mayor crecimiento de la población española se ha contabilizado en el último ejercicio”, según destaca el instituto de estadística.

Los Ejecutivos de ambos países observan ahora expectantes si el Brexit influirá en esta evolución. De hecho, este último informe de la Oficina Nacional de Estadística de Reino Unido —el primero de una serie de estudios sobre extranjeros que viven en las islas y británicos que residen fuera de ellas— tiene por objeto empezar a cuantificar el impacto que, en la práctica, tendrá sobre estas personas la salida británica de la Unión Europea. “La verdad es que, en mi caso, no le tengo ningún temor al Brexit debido a la demanda de profesorado. Creo que en nuestro sector no hay motivos para preocuparse, al igual que ocurre con el sanitario”, apostilla Guadalupe.

Ansiedad en la colonia británica de España

296.600 británicos residían en España a 1 de enero de 2016, según el Gobierno de Reino Unido. Esta cifra se había reducido en 12.205 personas desde 2011. Michael Harris, vicepresidente de la plataforma Eurocitizens, formada por ciudadanos británicos residentes en España contrarios al Brexit, dice que ese dato ha seguido cayendo tras la salida de su país de la UE. “Un número importante ya ha regresado”, dice Harris, que asegura que viven actualmente con “preocupación, ansiedad e incertidumbre”.

“Me gustaría regresar”

17 meses y tres días después de que Rajoy sentenciara “la crisis es historia”, en diciembre de 2014, Kike Fernández Barcos también se echaba el macuto a la espalda para marcharse a Reino Unido. “Soy arquitecto y tal y como estaba el sector... En España, a una amiga mía le ofrecieron 200 euros al mes por jornada completa en un estudio de Madrid y vi que aquí no tenía mucho futuro... Al menos, en Inglaterra, mientras buscaba de lo mío, iba a mejorar mi inglés”, dice este pamplonés, que desembarcó en Bristol el 17 de abril de 2016 para ejercer de camarero. “Aunque me planteo si volver o ir a otra aventura, yo me quedo seguro un año más. Y quién sabe si más si encuentro curro en el sector de la construcción”, afirma Fernández.

“Estoy aquí por motivos laborales y, si en España hubiese más posibilidades para mí, regresaría”, continúa Martínez, que vive en Londres junto a su pareja, Marta Flores, cordobesa de 26 años y profesora. Ella quiere volver: “Pero no lo veo nada cercano. No están incentivando que los jóvenes volvamos al país, ni la enseñanza pública”. Fuentes oficiales del Gobierno aseguran que empieza a notarse un aumento de la gente que regresa, en parte por la mejora de la situación económica en España y, en parte, por el Brexit —aprobado en referéndum en junio de 2016—. Aunque los datos del INE recogen que la comunidad de españoles en Reino Unido experimentó el pasado año su mayor crecimiento desde 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50