Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo dio todo

La quise y la admiré como mujer y como política, y en ambas condiciones demostró su fortaleza, su talento, su valor, su enorme compromiso

Carme Chacon
La exministra Carme Chacon.

“Abril es el mes más cruel: engendra

lilas de la tierra muerta, mezcla

recuerdos y anhelos, despierta

inertes raíces con lluvias primaverales”.

Al conocer la muerte de Carme Chacón, me vinieron a la memoria estos versos con los que T.S. Eliot inició La tierra baldía y no me los puedo quitar de la cabeza. Abril es el mes más cruel. Sí, lo es ahora también para mí, y para todos los que la quisieron y la quieren desde que, mientras todo florece, nos ha robado a Carme en su plenitud.

Yo la quise, la quiero mucho. La quise y la admiré como mujer y como política, y en ambas condiciones demostró su fortaleza, su talento, su valor, su enorme compromiso. Cualidades que atesoró desde su infancia y gracias a las cuales nunca se resignó a llevar una vida o una carrera marcadas por la enfermedad. Y no lo hizo, jamás renunció.

Carme se forjó en la dureza de una dolencia a la que decidió plantar cara y que sin duda la preparó también para encarar una carrera tan difícil como la política. La misma fortaleza, la misma decisión que la llevó a vivir sin límites la llevó también a trabajar incansablemente por su país. Carme tenía ideas de una enorme firmeza, convicciones profundas. Creía en una sociedad mejor, en un modelo avanzado de sociedad por el que estaba dispuesta a darlo todo. Y lo dio. Lo dio como directiva del PSOE, como diputada, como una magnífica vicepresidenta del Congreso, como ministra de Vivienda, como ministra de Defensa.

A veces recordábamos juntas a nuestra querida presidenta Bachelet, que como ella había sido, además de una gran luchadora por la igualdad, la primera ministra de Defensa en su país, Chile, y en toda Iberoamérica. Pero Bachelet no había tomado posesión del cargo, como Carme, estando visiblemente embarazada. Siempre he dicho que cuando una mujer da un paso todas avanzamos. Muchos pasos de Carme nos hicieron avanzar a todas, pero los que dio el día en que por primera vez pasó revista a las tropas rompieron muchos tabúes en España y fuera de ella y nos situaron en una modernidad por la que ella siempre trabajó.

Y es que pocas veces una mujer encarna el liderazgo femenino tan claramente como lo hizo Carme Chacón. Más allá del enorme simbolismo de aquellos hechos, Carme reunía la fuerza, la energía, el diálogo como principal herramienta, la búsqueda incansable del consenso, el tesón, y el compromiso con la igualdad que son las principales credenciales de ese liderazgo. Y la gente lo veía, lo captaba y lo apoyaba. Los jóvenes, sobre todo, estaban con ella.

No cabe duda de que, de haber culminado su trayectoria como secretaria general del partido socialista, las cosas habrían sido muy diferentes. Las mujeres habríamos dado ese paso tan importante de liderar uno de los grandes partidos de este país y estoy convencida de que una vez más, y más allá de lo simbólico, las mujeres, y con nosotras la sociedad en su conjunto, porque la igualdad mejora la vida, habríamos avanzado significativamente.

Pero la hemos perdido. Hemos perdido a una mujer valiosa, valiente, extraordinaria, a la que muchas personas querían. Yo soy una de ellas.

Abril es, definitivamente, el mes más cruel.

Más información