Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gestora del PSOE pide que no se siembren dudas sobre las primarias

Javier Fernández señaló en el comité federal del 1 de abril que en los 19 años que los socialistas llevan realizando primarias "no hubo ningún cuestionamiento"

El enfrentamiento en el PSOE se reaviva día a día sin que haya perspectiva de que la disputa por la secretaría general sea pacífica. El planteamiento del presidente de la gestora, Javier Fernández, de que no se ponga en cuestión la limpieza del proceso lo explicitó a puerta cerrada en el comité federal del pasado sábado. “Hace 19 años que tuvieron lugar las primeras [primarias] en el partido (...) No hubo ningún cuestionamiento y estoy convencido de que así tendrá que ser esta vez”, dijo Fernández, según la grabación a la que ha tenido acceso EL PAÍS.

El pasado 1 de abril el presidente de la comisión gestora, Javier Fernández, decidió no hacer un discurso político sino dirigirse a los más de 200 miembros del comité federal, a puerta cerrada, sin medios de comunicación. Se trataba de convocar las primarias —para el 21 de mayo— y el congreso federal del PSOE —16 al 18 de junio—, y que el proceso echara a andar. En su entorno señalan que estaba preocupado por la controversia de días anteriores sobre el sistema de financiación, finalmente cerrado y acordado, y, después, por las denuncias del sector de Pedro Sánchez respecto a si ha habido dificultades para afiliarse al PSOE en las últimas semanas. En este contexto se entiende el contenido de su breve intervención.

“Hoy ponemos en marcha el proceso de primarias. Bien, tenemos mucha experiencia porque pienso que hace 19 años que tuvieron lugar las primeras en el partido. Desde entonces ha habido varias experiencias, algunas en el ámbito nacional, otras en territoriales, la mayoría orgánicas, algunas institucionales…”, expuso Fernández. Se refería a las pioneras que enfrentaron a José Borrell y a Joaquín Almunia por la candidatura a la presidencia del Gobierno de España, y a otras de ámbito autonómico y municipal, de carácter orgánico, es decir, por la secretaria general del partido en una región, en una provincia o en una ciudad.

19 años de experiencia sin “cuestionamiento”

  • “Tenemos mucha experiencia porque hace 19 años que tuvieron lugar las primeras [primarias] en el partido”, recordó Javier Fernández en el último comité federal del PSOE, el pasado 1 de abril. Se refería al proceso en el que José Borrell se impuso a Joaquín Almunia en 1998.
  • “Desde entonces ha habido varias experiencias, algunas en el ámbito nacional, otras en territoriales, la mayoría orgánicas, algunas institucionales…”, apuntó el presidente de la gestora. “Quiero decir, no vamos a inventarnos nada. Es decir, hay unos procedimientos, unas normas, unos cauces, por los que nosotros vamos a caminar”.
  • “Algunas [primarias] fueron muy disputadas, otras no lo fueron en absoluto, pero no hubo ningún cuestionamiento y estoy convencido de que así tendrá que ser esta vez. Porque sería bueno para todo el mundo y para el partido, fundamentalmente”, planteó en su intervención en el comité federal.

El proceso de hace tres años entre Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, en el que ganó Sánchez, fue el primero decidido bajo la máxima de “un militante, un voto”. Tras dimitir en el convulso comité federal del 1 de octubre, Sánchez volverá a intentarlo con Susana Díaz y Patxi López como rivales. Estos dos últimos escucharon el sábado a Javier Fernández en la reunión del máximo órgano de decisión del PSOE, al que no acudió Pedro Sánchez, que es miembro como exsecretario general del partido, al igual que lo son Felipe González, Joaquín Almunia, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba.

“No vamos a inventarnos nada”, recalcó Fernández sobre el proceso de primarias. “Es decir, hay unos procedimientos, unas normas, unos cauces, por los que nosotros vamos a caminar”, continuó su intervención. “Algunas, recordad”, señaló a los asistentes, “fueron muy disputadas, otras no lo fueron en absoluto, pero no hubo ningún cuestionamiento y estoy convencido de que así tendrá que ser esta vez”. “Porque sería bueno para todo el mundo y para el partido, fundamentalmente”, sentenció el también presidente de Asturias.

De los dos centenares de miembros del comité federal presentes, solo seis pusieron objeciones. Las críticas se centraron en por qué aún no se había cerrado el censo de militantes y en que el comienzo del plazo de recogida de avales para ser candidato comenzaría cuando aún no se había cerrado ese censo. Las explicaciones las ofreció el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, pero el asunto no quedó zanjado ya que las mismas dudas se expusieron al término de la reunión ante los medios de comunicación.

Clima en las agrupaciones

La preocupación de la gestora, en este caso, no está en el comité federal, donde los apoyos de Sánchez se han trasladado considerablemente al lado de Patxi López, sino en el clima en las agrupaciones locales. El equipo de Pedro Sánchez es consciente de que el comité federal no es una instancia en la que tenga ya apenas predicamento, pero tampoco lo necesita, ya que las primarias se dirimen con el voto de la militancia.

No hay objeción en la candidatura de Patxi López sobre las normas de las primarias y este repite que el PSOE es un modelo de transparencia y limpieza en sus procedimientos de elección de candidatos. Se opone a que se cuestionen las normas que, además, fueron establecidas por algunos de los responsables de su campaña, como Óscar López y César Luena, los dos últimos secretarios de organización del PSOE.

En el equipo de Susana Díaz y, sobre todo, en la gestora empiezan a transmitir su malestar hacia el sector de Sánchez ya que si se cuestionan las normas “se puede cuestionar el resultado”, subrayan, atribuyendo preventivamente esta posible actitud futura al equipo de Sánchez. “Queremos primarias limpias, una campaña libre de insultos y difamaciones. A cada difamación, una propuesta, y a cada insulto, un argumento”, fue una de las frases de Pedro Sánchez en un acto en Salamanca este jueves, donde pidió limpieza en las elecciones internas. Esta referencia a la limpieza del proceso pasó inadvertida; captó más atención la alusión a las difamaciones, reciente como estaba el episodio con el secretario general de Málaga y secretario general del grupo parlamentario socialista, Miguel Ángel Heredia. Este dirigente, cinco meses atrás, había dicho en una reunión con jóvenes socialistas, cuya grabación desveló El Mundo, que Pedro Sánchez tenía un acuerdo de gobierno con Podemos y los independentistas y que por eso hubieron de pararle.

La fuente de información que citó Heredia fue el secretario general de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, que lo desmintió. Este hecho ha dado munición al sector de Pedro Sánchez para reafirmarse en que le van a poner trabas para obstaculizar su victoria. En el sector de Susana Díaz este episodio ha supuesto un revés nada desdeñable, ya que atribuir a Sánchez su interés por acercarse a Podemos como actor secundario es una pieza clave de su campaña.

La candidatura de Sánchez quiere “garantías”

La candidatura de Pedro Sánchez reclama un proceso de primarias inmaculado. “Tienen que darse las garantías suficientes como para tener un congreso como queremos todos, un proceso limpio, claro, transparente, participativo, positivo”, reclamó a su llegada al comité federal del pasado sábado José Luis Ábalos, secretario general de la provincia de Valencia y coordinador adjunto de la candidatura de Pedro Sánchez.

El responsable de Organización de la gestora, Mario Jiménez, ha apuntado que las reglas que “van a operar” son las que se aprobaron en septiembre de 2014, en el primer comité federal con Pedro Sánchez como secretario general.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >