Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia de Madrid ordena investigar a Wyoming por un gag sobre el Valle de los Caídos

Uno de los jueces discrepa y cree que el chiste se ampara en la libertad de expresión requerida por "el espíritu de apertura"

El Gran Wyoming.
El Gran Wyoming.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado al juez de Instrucción número 4 de Alcorcón que admita a trámite una querella por delito de incitación al odio presentada por la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos contra el humorista y presentador del programa El Intermedio José Miguel Monzón, conocido como El Gran Wyoming, y el colaborador de este espacio Daniel Mateo por un gag sobre la cruz que preside este monumento. Ambos, tanto el Gran Wyoming como Daniel Mateo, tendrán que declarar por este asunto como investigados.

El juez al que se turnó el caso lo archivó porque no encontró indicios del delito de incitación al odio, regulado en el artículo 510 del Código Penal. Sin embargo, la Audiencia de Madrid ha estimado el recurso de apelación que ha interpuesto la asociación y ha ordenado al juzgado abrir una investigación para aclarar si se cometió por parte de los actores este delito o bien el de menosprecio de sentimientos religiosos previsto en el artículo 625 del Código, según señala el auto.

Uno de los magistrados, Alejandro Benito López, discrepa de sus compañeros y ha emitido un voto particular señalando que no ve razón para imputarles ninguno de los dos delitos señalados en virtud de su libertad de expresión como humoristas, ya que "así lo requieren el pluralismo, la tolerancia y el espíritu de apertura, sin los cuales no existe la sociedad democrática".

En el programa, dirigido por Wyoming, el actor Dani Mateo manifestó que "el Valle de los Caídos alberga la cruz cristiana más grande del mundo, con 200.000 toneladas de peso y 150 metros de altura, el triple de lo que mide la Torre de Pisa. Y eso es porque Franco quería que esa cruz se viera de lejos, normal, porque quien va a querer ver esa mierda cerca".

El juez de Alcorcón entendía que la expresión "quien quiere ver esa mierda cerca" refiriéndose a la cruz de los caídos no supone un ataque a la religión sino a tan sólo una obra arquitectónica, por lo que no existía delito alguno. La Sala considera, sin embargo, que lo dicho en el programa es un "ataque de obvia connotación religiosa".

La resolución de la Audiencia Provincial añade que, la cruz del Valle de los Caídos no es solamente una obra arquitectónica, "sino un objeto de evidente contenido religioso" sobre el que la asociación que se ha querellado "encuentra una ofensa" que "es preciso evitar".