Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Víctor Valdés y Óscar Jaenada, procesados por comprar el título de patrón de yate

El futbolista y el actor se encuentran entre las 11 personas que se sentarán en el banquillo

El actor Óscar Jaenada, izquierda, y el portero Víctor Valdés.
El actor Óscar Jaenada, izquierda, y el portero Víctor Valdés.

La Audiencia de Valencia ha confirmado el procesamiento del futbolista Víctor Valdés y el actor Óscar Jaenada por comprar el título de patrón de yate. Ambos se sentarán previsiblemente en el banquillo junto a otras nueve personas por participar en una red supuestamente dedicada a obtener títulos náuticos de forma fraudulenta. Valdés, que actualmente juega en el Middlesbrough, equipo de la Premier League, y Jaenada están implicados como cooperadores necesarios en un supuesto delito de falsificación documental. Su implicación se enmarca en una operación desarrollada por la Guardia Civil en 2012 y en la que se produjeron varias detenciones, entre ellas la de Dani Pedrosa, que pidió disculpas públicamente por haberse prestado al amaño.

A Valdés y Jaenada se les investigó por haber obtenido el título de patrón de yate sin haberse presentado al examen. En la prueba habrían sido suplantados por otras personas utilizando documentos de identidad falsificados. Los investigadores sospechan que otros procesados hicieron el examen por ellos con un auricular a través del que les facilitaban las respuestas.

La sección quinta de la Audiencia de Valencia ha rechazado el recurso de apelación contra el procesamiento de once implicados. Los recurrentes, según detalla la sala en su auto, pertenecen mayoritariamente al grupo que la magistrada instructora define como "suplantados", porque fueron otros quienes se presentaron en su nombre a las pruebas.

Según el auto, los once implicados afirman que no intervinieron en la falsedad de los documentos, que no pagaron por ello y que no se presentaron al examen. Los magistrados recuerdan que "el delito que se investiga no es de los llamados "de propia mano", es decir, que no hace falta realizar personal y directamente la acción, en este caso la falsificación".

"El Tribunal Supremo es constante al señalar que cabe la coautoría por cooperación necesaria, como sería el caso, en el que el titular del documento facilita su fotografía y datos para la falsificación, incorporando el documento al tráfico jurídico", añaden.

En esto es en lo que se ha basado la instructora para seguir adelante con el proceso contra los "suplantados", porque "de alguna forma facilitaron sus datos y sus documentos para la obtención de los títulos de náutica", ha concluido la sala.