Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy zanja el reparto en el PP y sitúa a Maillo “al frente del día a día”

El autor de la enmienda anti-Cospedal pide revisar ante notario el vídeo de la votación. Génova dice que no está grabada

Maria Dolores de Cospedal y Fernando Martínez-Maillo, el domingo, en el congreso nacional del PP.
Maria Dolores de Cospedal y Fernando Martínez-Maillo, el domingo, en el congreso nacional del PP.

Mariano Rajoy zanjó este lunes el debate sobre el reparto de papeles en Génova después de haber nombrado a Fernando Martínez-Maillo coordinador general. “Cuando uno está en el Gobierno su prioridad tiene que ser el Gobierno. Ni yo, que soy presidente del partido y del Gobierno, ni María Dolores, que es secretaria general, vamos a estar allí al frente. Lógicamente el día a día lo tiene que llevar Maillo”, declaró en TVE.

El líder del PP apalabró con Cospedal que seguiría siendo secretaria general cuando la eligió ministra de Defensa, el pasado noviembre, pero esperó hasta casi el último minuto, el pasado viernes —cuando ya era evidente el malestar interno por la acumulación de cargos de la número dos— para comunicarle a Maillo su nombramiento como coordinador general. Cospedal aseguró ayer, en la SER, que era “muy bueno” para ella que hubiese alguien “en el día a día”; se revolvió contra la enmienda que llevaba su nombre diciendo que no es la única que acumula cargos orgánicos e institucionales en el PP (nadie más a esos niveles) y no quiso aclarar si piensa mantener también el puesto de presidenta del PP castellanomanchego, que celebra su congreso regional entre el 31 de marzo y el 2 de abril.

Mientras, la polémica por la ajustada votación de Cospedal continúa. El autor de la enmienda, Francisco Risueño, envió ayer un burofax a Maillo y otro a Cristina Cifuentes, anfitriona del congreso, pidiendo revisar ante notario las grabaciones del recuento de votos. Desde Génova aclaran que no hay tales grabaciones porque era un acto a puerta cerrada y solo se grabaron las intervenciones públicas. En cuanto al recuento, que Risueño pone en duda, el PP afirma que en cada sector del plenario (estaban divididos por comunidades autónomas) había una persona con un contador.

A Maillo le tocará gestionar ese malestar interno, coordinar a los vicesecretarios y lidiar con los conflictos y candidaturas que surjan en el maratón de congresos provinciales y regionales para renovar a la cúpula territorial del partido en los próximos dos meses. Sigue a "los marrones", de “apagafuegos”, recuerdan en la dirección del PP. Este lunes le tocó el primero: hablar con el presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez, al que el juez del caso Púnica atribuye tres delitos. De momento, el partido a decidido no tomar ninguna medida disciplinaria contra él.

El nuevo coordinador está en contacto permanente con Cospedal, quien hace ya tiempo que había dejado de ser la cara visible del PP, sin dar ruedas de prensa y sin apenas actividades en Génova. Ella seguirá acudiendo, no obstante, a las reuniones del comité de dirección cada semana que preside Rajoy.

Más información