Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 64% de los ingresos de Ciudadanos proviene de subvenciones

El informe de gestión que Rivera presentará en la Asamblea resume la evolución del partido

Juan Carlos Girauta, José Manuel Villegas, Albert Rivera e Inés Arrimadas. Ampliar foto
Juan Carlos Girauta, José Manuel Villegas, Albert Rivera e Inés Arrimadas. EFE

El 64,96% de los ingresos ordinarios de Ciudadanos en el periodo 2012-2016 procedió de subvenciones por sus resultados electorales o para el funcionamiento de sus grupos parlamentarios, según el informe de gestión que la Ejecutiva enviará a los compromisarios que acudirán a su Asamblea de este fin de semana y al que ha tenido acceso EL PAÍS. El 34% restante, según fuentes de la dirección, llega a las arcas de la formación de Albert Rivera a través de las cuotas de los afiliados y de la donación del 10% de su sueldo a la que están obligados los cargos públicos del partido. Eso permitirá al equipo directivo defender en el cónclave una idea fuerza: el partido del Ibex, como le etiquetan sus competidores, no existe, porque solo ha ingresado a través de donaciones el 1,04% de sus ingresos totales en los últimos cinco años (386.083 euros de los más de 20 millones de ingresos totales).

El partido ingresó más de 2,3 millones de euros en 2016 en concepto de cuotas de afiliados; poco más de un millón por las aportaciones de sus cargos electos y apenas 22.810 euros por donaciones. Nunca recibió menos por este último concepto, que en 2015, cuando el fenómeno Ciudadanos vivía su punto álgido, le reportó más de 270.000 euros. Además, el pasado año, el partido de Rivera ingresó más de 17 millones en subvenciones. Finalmente, la formación ha pasado de un superavit de poco más de 19.000 euros, en 2012, a otro de más de tres millones a finales de 2016. Ya se han devuelto, además, todos los créditos solicitados para afrontar las campañas electorales municipales, autonómicas y generales en las que ha participado el partido.

Entre 2011 y 2016, Ciutadans se ha transformado en Ciudadanos. Del partido estrictamente catalán nacido en 2006 se ha pasado a uno nacional con 32 diputados en el Congreso, casi 100 en los parlamentos autonómicos, más de 1.000 concejales y con representación en Europa. Eso ha permitido que crezca el músculo financiero de la formación, como también le ha ocurrido a Podemos, igualmente beneficiado por un crecimiento récord de sus ingresos gracias a las subvenciones.

¿Cómo ha conseguido esos resultados el equipo de Rivera? Entre otras cosas, con una agresiva política de comunicación. Según el informe, la formación ha tejido una red de más de 12.000 "activistas" para expandir su mensaje por las redes sociales. En 2012 tenía solo 800. Ciudadanos no cuenta con la estructura de sedes provinciales como la del PP y la del PSOE. A la hora de emprender el proyecto de la implantación nacional, tuvo que buscar alternativas.  En consecuencia, se fijó en el modelo empleado por Barack Obama en la campaña electoral estadounidense de 2008 para intentar que su mensaje llegara a la mayor audiencia posible: eso ha supuesto que sus seguidores en Twitter se multiplicaran un 9.380%, por delante de los de Facebook, que han aumentado un 8.990%, según el informe.

Información a los compromisarios

Aunque los 497 compromisarios que votarán en la Asamblea debían tener toda esa información desde el lunes, aún no la han recibido, según constató este diario.

La dirección del partido preveía que el cónclave sirviera para celebrar la expansión nacional de Ciudadanos e impulsar su crecimiento, pero la Asamblea ha llenado de tensiones la vida interna de la formación. La eurodiputada Carolina Punset se ha convertido en la voz más destacada de los críticos de Rivera y ha alertado contra "la derechización" del proyecto. Los afiliados desencantados han denunciado que el partido penaliza la discrepancia ideológica. Y los dos candidatos a la presidencia que perdieron contra Rivera criticaron la poca fiabilidad del sistema de voto telemático utilizado en las elecciones, que juzgan fácilmente manipulable.

Rivera, en cualquier caso, tiene asegurado dominar el resultado de la Asamblea: se impuso con un margen abrumador tanto en las primarias que decidieron su reelección como en las que eligieron a los compromisarios que representarán a los afiliados en el cónclave.

Más información