Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DGT

Tráfico instalará 60 nuevos radares y avisadores de velocidad con matrícula

Interior anuncia medidas para reducir la siniestralidad vial, en las que se invertirán 11,7 millones

Accidente en una carretera en Córdoba, en enero.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha llegado este martes al Congreso con una batería de 15 medidas de "aplicación urgente" para combatir el alza de la siniestralidad en las carreteras. Después de que 2016 acabase con la tendencia de 13 años de descenso del número de muertos en accidentes en vías interurbanas, Zoido ha anunciado que la DGT destinará 11,7 millones de euros a, entre otras iniciativas, instalar otros 60 radares fijos y colocar paneles que avisarán a los conductores de sus excesos de velocidad, a la vez que muestran su matrícula.

La comparecencia del ministro, en la Comisión de Seguridad Vial del Parlamento, se ha producido apenas un mes después de que Tráfico publicase que 1.160 personas perdieron la vida en accidentes ocurridos el pasado año en vías interurbanas. Esta cifra implica un aumento de 29 fallecidos respecto a 2015. Y la subida, según ha recordado Zoido, viene marcada por el alza del 5% de los desplazamientos de larga distancia, así como por el incremento y envejecimiento del parque automovilístico —con 680.00 vehículos nuevos en 2016 y una media de edad de los turismos de 13,6 años—.

"Pero no estamos aquí para buscar justificaciones, sino para encontrar soluciones", ha recalcado este martes el ministro, antes de desgranar las 15 nuevas propuestas de Interior para frenar el alza de la accidentabilidad. "Algunas de las cuales ya se empezaron a aplicar [a finales de 2016 y principios de 2017], lo que ha permitido disminuir el ritmo de crecimiento del número de víctimas", ha remachado Zoido, que ha insistido en que estas medidas forman parte del plan estratégico de su departamento a corto plazo.

Porque, a largo, el Gobierno confía en cerrar un pacto de Estado con la oposición en materia de Seguridad Vial. "De hecho, nuestro compromiso [para lograrlo] es firme", ha subrayado el representante del Ejecutivo. Pero, antes de acercar posiciones, "no hay tiempo que perder", según el máximo responsable de Interior. Y estas son sus "medidas urgentes".

Tramos con avisadores de velocidad mostrando matrícula

Esta medida se realizará en 15 tramos, con un coste de 100.000 euros. Tienen el fin de reducir los excesos de velocidad en vías de alta capacidad, homogeneizando las velocidades de circulación.  Mediante el uso de lectores de matrícula situados en los pórticos de las carreteras, se calcula la velocidad media de los vehículos que circulan por esa sección de la vía. Y en caso de que esta exceda el límite permitido, se avisa al conductor del vehículo en el panel de mensaje variable siguiente, en el que se mostrará junto al mensaje "modere su velocidad" la matrícula del vehículo sometido a aviso.

Más presencia en las redes y los medios

  • Reprobar el uso del móvil. Interior se ha propuesto “concienciar” a los conductores de que las distracciones son el principal causante de los accidentes. "Y conseguir la reprobación social de la utilización del teléfono al volante", apunta el departamento dirigido por Zoido, que lanzará más anuncios en las redes y medios para luchar contra su uso.
  • Testimonios de víctimas. "Se grabarán y difundirán testimonios reales de víctimas para sensibilizar sobre las consecuencias de las distracciones", apostilla Interior.

Guías sonoras longitudinales

Su instalación tiene como objetivo evitar salidas de la vía e invasiones del carril de sentido contrario en carreteras convencionales, donde se contabilizaron en 2016 el 75% de las víctimas mortales. Según algunos estudios, esta medida puede reducir las salidas de vía un 67% y un 29% las colisiones frontales. 

Estas guías son una serie longitudinal de elementos perforados en la capa de rodadura del pavimento, destinada a alertar a los conductores que sufren una distracción de que su vehículo se está desviando de la trayectoria del carril. Así, cuando los neumáticos de los vehículos pasan por las guías sonoras, el conductor recibe las advertencias sonoras y táctiles por medio de vibración y sonido. Esta medida se implementará en 3.000 kilómetros y tramos calificados como especialmente peligrosos, con una inversión de 5 millones de euros.

Cruces inteligentes

Se instalarán sistemas de señalización dinámica para avisar de la presencia de vehículos en 45 cruces considerados peligrosos de carreteras convencionales. Cuando el sistema detecta un vehículo en uno de los ramales de acceso al cruce, se activa un panel luminoso, alertando al conductor que circula por la vía con preferencia de la presencia de automóviles en el cruce.

El ministro, durante su comparecencia de este martes.
El ministro, durante su comparecencia de este martes.

Avisadores de velocidad

Afectarán a tramos críticos de carreteras convencionales para prevenir accidentes causados por la circulación a velocidad excesiva en 250 puntos negros. Se utilizarán paneles de señalización dinámica preventiva de exceso de velocidad, que informará del límite legal y parpadeará cuando se supere.

Nuevos criterios para la ubicación y gestión de radares

Los 60 nuevos radares se instalarán en zonas con elevados índices de accidentalidad causado por el exceso de velocidad.

Puesta en funcionamiento de las cámaras de control de cinturón

Estas cámaras tienen el objetivo de mejorar las tasas de uso del cinturón de seguridad y reforzar el carácter preventivo del control. Tras una primera fase en que se ha evaluado el correcto funcionamiento de estas nuevas cámaras de control, se está en disposición de iniciar su uso. Estarán ubicadas en 200 puntos, de los que se informará en la página web de la DGT.

Otras medidas

Tráfico incrementará la seguridad en las zonas de adelantamiento que registran una mayor siniestralidad —para ello, repintará las indicaciones del suelo y colocará más señales verticales y balizas—.  Además, la DGT dará nuevas instrucciones de vigilancia a la Guardia Civil, que reforzará los controles en las horas y días con más accidentes; se señalizarán las nuevas rutas ciclistas seguras. "Hay que sacar los accidentes de la lucha política", ha insistido Zoido durante su intervención, que se ha mostrado dispuesto a revisar la Estrategia de Seguridad Vial del Gobierno

La oposición pide más inversión en carreteras

J. J. G.

"Ha heredado una situación dramática del anterior ministro y una gestión muy negativa", ha lamentado Pablo Bellido, portavoz socialista, durante su intervención este martes en la comparecencia del ministro Juan Ignacio Zoido en la Comisión de Seguridad Vial. Con estas palabras, el representante del PSOE ha delimitado claramente el objetivo de las críticas de la oposición, que ha denunciado la "desidia" del PP durante los últimos años para invertir en el mantenimiento de la red viaria, a la vez que ha exigido al Gobierno el despliegue de más efectivos de la Guardia Civil y la elaboración de un nuevo plan de movilidad que tenga en cuenta los nuevos tipos de vehículos —autónomos y eléctricos— y el respeto al medio ambiente.

En esta línea, Mario Arnaldo, presidente de la asociación Automovilistas Europeos Asociados, ha calificado de "nimiedad" los 11,7 millones de euros que Interior destinará a su batería de 15 "medidas urgentes", en comparación con el déficit de inversión que arrastran las carreteras españolas. De hecho, según un estudio de la Asociación Española de la Carretera (AEC), la red viaria requiere actualmente un gasto de 6.600 millones de euros para devolverla a una situación "adecuada".

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) también ha considerado insuficientes las medidas anunciadas por Zoido, ya que no abordan el descenso del número de agentes que vigilan las vías y que "es la principal causa del repunte de la siniestralidad vial" —esta reducción de efectivos se cifra en el 13%, según los propios datos que ha facilitado el ministro—. Y Francisco Canes, presidente de la asociación de víctimas DIA, espera que esta batería de propuestas de Interior sea el paso previo a un plan de seguridad vial "con un alcance de años", "después de un lustro perdido en la lucha contra los accidentes".

Más información