Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC participará en la gestora del PSOE como muestra de neutralidad

Teresa Cunillera formará parte este jueves de la gestora del PSOE

La comisión gestora del PSOE se reunirá este jueves con un integrante más: Teresa Cunillera, del PSC, conocida y respetada en el PSOE por haber sido muchos años miembro de la dirección del grupo socialista del Congreso y vicepresidenta primera de la Cámara baja hasta 2015. El primer secretario del partido de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, propuso este martes a su ejecutiva que su formación estuviera representada en el órgano de dirección como muestra de implicación con la gestora. Este gesto es uno más en el acercamiento del PSC al PSOE en plena negociación sobre un nuevo protocolo de relación aún lejos de cerrarse.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta (c), junto a la alcaldesa de Santa Coloma (Barcelona), Núria Parlon, y el presidente del partido, Àngel Ros (i).
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta (c), junto a la alcaldesa de Santa Coloma (Barcelona), Núria Parlon, y el presidente del partido, Àngel Ros (i). EFE

La silla del PSC en la mesa que reúne a los miembros de la comisión gestora del PSOE está vacía desde el 1 de octubre. Hubo una causa formal para que no formaran parte de ese órgano provisional: el congreso del PSC estaba pendiente de celebración cuando se formó la gestora. Se trataba de que quien resultara elegido, Miquel Iceta o Núria Parlón, decidiera qué hacer en su relación con el PSOE después de haberse alineado con las tesis de Pedro Sánchez, que resultaron derrotadas. Han pasado tres meses y una semana desde que ese congreso se celebrara y hasta ahora no se ha querido dar el paso de incluir en la gestora a un representante del partido de los catalanes. La iniciativa ha sido del PSC y el PSOE recibirá a Teresa Cunillera con cordialidad, aseguran fuentes del órgano provisional.

La presencia de la veterana dirigente del PSC en la gestora no es baladí: quiere poner de manifiesto la implicación del partido de los socialistas catalanes en este órgano que debe conducir al PSOE hasta las primarias en mayo y el congreso en junio.

La “neutralidad” es una de las banderas que el PSC quiere levantar en el proceso que conducirá, probablemente, a la disputa por la secretaría general entre tres candidatos: Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López, aunque solo este último ha anunciado su candidatura.

La tarea de Cunillera se centrará en la gestora, pero su presencia no es ajena a la negociación de las delegaciones de los dos partidos para llegar a un nuevo protocolo de relación. En paralelo y con el afán de que el rotundo disgusto del PSOE con el PSC, por votar no a la investidura de Mariano Rajoy en vez de abstención como aprobó el comité federal, se mitigue, el primer secretario del PSC se ha implicado personalmente en gestos conciliadores. Sobre todo, quiere convencer de que el PSC, como organización, no irá en bloque a favor de ningún candidato. Iceta se desplazó a Sevilla para entrevistarse con la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, para explicarle la delicada situación del PSC en Cataluña, que les llevó a que en ningún caso pudieran favorecer con su voto la investidura de Rajoy. Iceta, además de a Andalucía, ha viajado a todas las federaciones del PSOE para entrevistarse con los secretarios regionales.

Sus gestos no caen en saco roto porque la gestora mantiene en estos momentos una posición algo más flexible, y ya casi sin irritación, cuando alude al PSC. A esta tarea de suavizar contribuirá Cunillera, que ha estado como representante del PSC en puestos de dirección con todos los secretarios generales del PSOE: por ejemplo, jefe de disciplina en el grupo parlamentario con Joaquín Almunia o vicepresidenta primera del Congreso en la legislatura que terminó en 2015. “Toda la conocen y ella conoce a todos”, señalan en la gestora.

Cunillera se encontrará con un órgano con una mayoría clara en torno a una misma posición, a cuya cabeza está el presidente Javier Fernández y Mario Jiménez, con otros ocho dirigentes entre los que hay dos críticos: Francesc Antich, de Baleares, y Francisco Ocón, de La Rioja. Cunillera entra en la dirección provisional del PSOE con la certeza de que no habrá ruptura con el PSC, aunque se mantienen las diferencias dentro de la gestora sobre permitir que los militantes catalanes puedan participar en la elección del secretario general del PSOE.

Más información