Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asamblea de Ciudadanos votará si entra “inmediatamente”en Gobiernos de coalición

El partido votará una enmienda a la propuesta de estrategia de la actual dirección

Inés Arrimadas, Albert Rivera y Juan Carlos Girauta, en la Ejecutiva. Ampliar foto
Inés Arrimadas, Albert Rivera y Juan Carlos Girauta, en la Ejecutiva.

La asamblea nacional de Ciudadanos, que se celebrará el primer fin de semana de febrero, votará si el partido exige “inmediatamente” su entrada en el Gobierno de Mariano Rajoy, así como en el de los Ayuntamientos y las cinco comunidades autónomas en los que es decisivo —Andalucía, Madrid, La Rioja, Castilla y León y Murcia—.

“La acción política de nuestro partido necesita ser más visible y efectiva, de forma que nos consolidemos ante el electorado como un partido de gobierno”, dice una enmienda de sustitución presentada contra la ponencia de estrategia propuesta por la actual dirección, que no quiere dar ese paso hasta 2019 y lo limita únicamente a los Ejecutivos autónomos. “Hay que optar inmediatamente tras esta asamblea por exigir la entrada de nuestro partido en coalición a nivel nacional, autonómico y local, en todos aquellos gobiernos donde seamos necesarios o donde nuestro apoyo sea importante para mantener al Gobierno nacional, autónomo o local sea del signo que sea”, sigue el texto. “Nos permitirá afrontar los próximos procesos electorales presentando un balance de gestión”.

Si la enmienda fuera aprobada, quedaría en entredicho una decisión táctica clave en la implantación nacional del partido, que en 2015 optó por expandirse por toda España sin integrarse en Ejecutivos que no presidiera. La actual dirección asegura que interpretará el texto como un permiso y no como una orden si es reelegida y la enmienda sale adelante.

Examen a Rivera

Es más que probable que Rivera llegue al cónclave tras haber sido reelegido presidente y sin enfrentarse a ningún rival en el último fin de semana de enero. Sin embargo, el líder también verá cuestionada su visión del futuro del partido. La asamblea votará dos enmiendas a la totalidad de la ponencia de valores que ha propuesto la actual dirección, otras tantas a la de estrategia y tres a la de estatutos.

La mayoría de las 60 enmiendas aceptadas hasta ahora se centran en los puntos de la propuesta de Rivera que han generado más polémica: eliminar del ideario la referencia al socialismo democrático y al centro-izquierda, apostando por la etiqueta del liberalismo progresista; limitar las primarias; y endurecer el régimen disciplinario interno.

Rivera, además, admite que debe reescribir la propuesta que pide expulsar a las corrientes internas para aclarar que no persigue la discrepancia interna, sino luchar contra los grupos de afiliados organizados por otros partidos que dice detectar en Ciudadanos.

Más poder para que el Consejo General fiscalice al presidente y pueda destituirle

Los afiliados críticos con la dirección de Albert Rivera consideran que la ponencia de reforma de los estatutos que propone el actual presidente sirve para reforzar su poder. Además de las tres enmiendas a la totalidad del texto que se debatirán en la Asamblea Nacional, hay otra que solicita otorgar al Consejo General, máximo órgano de representación entre Congresos de los afiliados, poder para revocar las decisiones de la Ejecutiva.

Así, pide que entre las competencias de este organismo esté "controlar y revocar las decisiones del Comité Ejecutivo, cuando las estime contrarias a los principios del Partido, a sus Estatutos o a los documentos aprobados que fijen su línea política o ideológica. Tiene también la facultad de cesar a los miembros del Comité Ejecutivo, individualmente o en su conjunto, lo que comportará la pérdida de su condición de miembros del Consejo Ejecutivo, o al Presidente del Partido".

Además, los compromisarios votarán otra enmienda en la que se solicita a Rivera que deje de poner como ejemplo de lo que quiere ser Ciudadanos "a partidos que tuvieron su momento estelar en el pasado y decayeron estrepitosamente" y que deje de mencionar "a sus líderes en los discursos, ante la prensa". Aunque el texto no lo menciona, UCD y Adolfo Suárez son la formación y el líder a los que se refiere con más frecuencia el presidente de Ciudadanos

Hay también una enmienda que pide que las agrupaciones municipales ganen en independencia financiera con respecto a la nacional: "Corresponderá a cada Agrupación al menos un porcentaje del 30% del importe total de las cuotas de sus afiliados. El Comité Ejecutivo establecerá el porcentaje y la forma de gestión de tales cantidades mediante el reglamento correspondiente".

Más información