Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cumbre del sector crítico del PSOE para aclarar el liderazgo

Los dirigentes están divididos sobre la posibilidad de que Sánchez siga siendo su candidato

Es el momento de aclarar quién o quiénes pueden liderar el sector crítico del PSOE. Esta es la intención de los promotores de una cumbre que se celebrará la próxima semana y a la que están llamados “todos los referentes” del sector que apoyó a Pedro Sánchez. La convocatoria se produce tras conocerse la división entre los secretarios generales que consideran que Sánchez ya no debe ser el candidato y los que estiman que sí porque cuenta con el apoyo de la militancia.

Pedro Sánchez y Patxi López, en octubre pasado. Ampliar foto
Pedro Sánchez y Patxi López, en octubre pasado.

La reunión de ocho personas celebrada el 13 de diciembre en Madrid, de la que informó EL PAÍS, puso en evidencia la evolución, y también la división, del sector crítico del PSOE. En aquel encuentro se destapó que algunos de los líderes territoriales que apoyaron a Pedro Sánchez ya no lo hacen, aun cuando le reconocen su trayectoria, de la que no reniegan. Según se manifestó en esa reunión, el ex secretario general ya no sería la persona adecuada para encabezar el sector que se opondrá al candidato del sector oficial, ya sea este la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, u otro aspirante. Pero de la opinión de descartar a Sánchez no participan todos los dirigentes de ese sector.

Este es el motivo de la cumbre que de manera discreta se está organizando y a la que han sido llamados “todos los referentes” del sector crítico de todas las federaciones socialistas de España. A la misma acudirán diputados, cuadros medios provinciales y regionales, alcaldes y concejales para que expongan su opinión sobre “si hay acuerdo en que Pedro Sánchez sea la alternativa de ese sector o se puede apoyar a otra persona”, según describe con claridad uno de los convocantes, que sí es partidario de que Sánchez lidere el bloque que se oponga al candidato oficial, “sea quien sea”. Se trata de una reunión “para clarificar posiciones”, remachan.

¿Y qué piensa Pedro Sánchez? En su entorno reconocen que las opiniones contrarias a que aspire de nuevo a ser el líder del PSOE, expresadas en la reunión del 13 de diciembre, le causaron un hondo pesar.

El capital de Sánchez

En aquel encuentro estuvieron la secretaria general del País Vasco, Idoia Mendia; de Navarra, María Chivite; de Murcia, Rafael González Tovar; de La Rioja, César Luena, y la presidenta de la gestora de Galicia, Pilar Cancela. Junto a ellos el secretario de Organización de Madrid, Enrique Rico; la diputada asturiana Adriana Lastra y el que fuera jefe de gabinete de Luena en la secretaría de Organización del PSOE, Juan Ramón Ferreira, miembro de la ejecutiva del PSOE de Extremadura.

La opinión más claramente opuesta a la sustitución de Sánchez la expresó con vehemencia Adriana Lastra. Y mucho más cuando algunos de los asistentes afirmaron que el candidato del sector crítico no podría salir en contra del criterio de Sánchez; es más, se requeriría su colaboración para dirigir su caudal de apoyo a otro candidato. Esta hipótesis no se dará, según señalan interlocutores cercanos al anterior secretario general. “Si Pedro Sánchez no es el candidato no va a señalar a nadie como el elegido; su capital no es transferible”, señalan.

Nadie tiene la certeza, no obstante, de que Sánchez quiera postularse, aunque algunos de los convocantes de la cumbre de la próxima semana afirman que “tiene que ser él y terminar un ciclo”. “Para ganar o para perder”, señalan. El exlíder del PSOE no se prodiga en contactos y tan solo ha organizado dos actos públicos desde que dimitiera el pasado 1 de octubre. La mayoría de sus pocos interlocutores señala que sigue meditando qué hacer con su vida política y profesional. De lo que no hay duda en el sector crítico, a pesar de su división sobre el liderazgo, es de que los militantes apoyan mayoritariamente a Sánchez.

Nadie reconoce una tercera vía

Entre el sector oficial y el crítico no existe una tercera vía. Este es el mensaje persistente que transmiten interlocutores de la comisión gestora pero también del bloque no afín a la dirección provisional del PSOE.
“Aquel que se presente es para competir y no como una opción superadora de Susana y Pedro”, indican a modo de aviso en el sector oficial. Del otro lado, recalcan que las dudas sobre quién puede liderar a los críticos no nacen de la búsqueda de un tercer sector, sino que surgen de la división del sector del propio Pedro Sánchez.

Más información