Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La investigación del asesinato de la joven en Vigo se centra en su exnovio

La mujer, que volvía de su cena de empresa, sufrió entre 8 y 12 puñaladas en el portal de su casa

Los forenses retiran el cuerpo de la joven apuñalada esta madrugada en Vigo.

Una joven de 25 años, Ana María Enjamio, ha sido encontrada muerta con heridas de arma blanca este sábado en el portal del edificio en el que vivía en Vigo. El cuerpo de la chica, que anoche estuvo de cena de empresa, ha sido hallado por un vecino del bloque en torno a las seis de la madrugada. Otra persona del vecindario ha declarado que oyó ruidos y el grito de socorro "mamá mamá" en la calle aproximadamente una hora antes. La investigación está abierta, pero existen sospechas de que se trata de un nuevo crimen machista. Fuentes policiales han confirmado a EL PAÍS que las pesquisas se centran en el exnovio de la joven y que conocidos de la joven han relatado varios episodios de celos por su parte. Se desconoce si había alguna denuncia.

La Policía nacional, que ha asumido las pesquisas, lleva horas interrogando tanto el exnovio —un joven con el que mantuvo una larga relación en el instituto—, como a su actual pareja. A las 22.00 de este sábado, ambos seguían en comisaría.

Los agentes también han tomado declaración a las personas con las que Ana María había salido a cenar, sus compañeros de una empresa de cable auxiliar de Citroën ubicada en el Ayuntamiento de O Porriño, vecino de Vigo. La víctima acababa de licenciarse en junio en Ingeniería Industrial con un brillante expediente e inmediatamente había encontrado un puesto de trabajo.

El cadáver de la joven presentaba entre ocho y 12 cuchilladas en el costado izquierdo y en el cuello. Además, tenia el reloj roto, con la pulsera desprendida, un posible signo de forcejeo. La víctima, natural de Boqueixón (un municipio próximo a Santiago, en la provincia de A Coruña) pero residente en Vigo desde que empezó sus estudios de Ingenierí, había salido a cenar con sus compañeros de trabajo en el restaurante del hotel NH ubicado en el centro de la ciudad.

Después de la fiesta prenavideña regresó a su vivienda, situada en una de las arterias de salida de la ciudad, la avenida de Madrid. La Policía ha constatado que lo hizo acompañada de varias compañeras de trabajo. Su coche ha sido localizado aparcado delante de la acera de su edificio.

Ana María compartía piso en Vigo con otras dos chicas. El viernes por la noche avisó a su madre con un mensaje de que iba a salir con sus compañeros de trabajo y también le mandó recado para que estuviese tranquila cuando estaba regresando de la fiesta. Los investigadores descartan que se trate de un robo violento porque la víctima tenía 30 euros en la cartera. Su teléfono móvil, sin embargo, no ha sido hallado.

El Ayuntamiento natal de la joven ha decretado tres días de luto. La joven, de la que sus conocidos destacan que era muy lista y "guapísima", pertenecía a una familia muy conocida en la zona. Su madre es ganadera y agricultora y su hermano, futbolista en un equipo de la liga regional. Sus allegados han conocido la noticia a las diez de la mañana y tanto su hermano como su madre se han desplazado a Vigo inmediatamente.

La Xunta de Galicia se ha sumado a la condena del crimen, que se ha producido solo unas horas después de que otra mujer fuera cosida a puñaladas, aunque todavía viva, en un céntrico piso de Santiago de Compostela.

En este caso la víctima fue operada de urgencia ayer viernes por la tarde en el Hospital Universitario de la capital gallega y sigue en estado muy grave por las 35 cuchilladas recibidas. La Policía Nacional todavía busca a su excompañero, como ella de nacionalidad rumana, que permanece desaparecido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información