Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Page espera que el congreso del PSOE “no se cierre en falso” y sea “convergente”

El presidente de Castilla-La Mancha cree que su partido "no va a ganar a Podemos podemizándose”

El padre y García-Page, este viernes.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, espera que el congreso del PSOE, sin fecha y sin candidatos oficiales, "no se cierre en falso" y sea "convergente". El gran temor de los socialistas —sean cercanos al ex secretario general Pedro Sánchez o coincidan con la gestora— es que el partido se termine de fracturar en la elección de la secretaría general, que se celebraría entre mayo o junio. Page espera que el congreso sea "clarificador" y que se resuelva "con el corazón y la cabeza". "Solo con esos dos órganos. No con vísceras y bilis", ha recalcado. La prioridad sería consensuar "una sola dirección y proyecto" que salir del congreso "con cuatro o cinco vías". "No estamos para experimentos", ha sentenciado García-Page en un acto organizado por Europa Press.

El dirigente autonómico se ha mostrado muy crítico con las plataformas de militantes que reclaman de forma inmediata unas primarias y un congreso, movimiento que cree que la anterior dirección no habría permitido. "En el PSOE estamos inventando un concepto nuevo, el de las plataformas internas, que en Podemos no lo hubieran consentido... Y si se hubieran hecho hace año y medio, estoy convencido de que la secretaría de Organización hubiera limpiado el censo", ha afirmado García-Page, en una alusión implícita al cargo que desempeñaba César Luena.

El líder territorial también ha animado a Sánchez, de cuya ejecutiva renunció en un proceso que terminó desencadenando la dimisión del ex secretario general, a que acabe con el suspense y aclare si se presentará a las primarias. "Si tiene ganas, que no espere a ver si hay agua en el charco". "Tiene que acelerar el paso porque si no, a este ritmo, el congreso tendría que ser en ocho o diez años", ha ironizado antes de eximirle como único responsable de la crisis del partido. "Todo lo que ha pasado no es culpa de Pedro Sánchez", ha asentido en un acto al que han asistido dos miembros de la gestora, la andaluza María Jesús Serrano y la extremeña Soraya Vega.

Entretanto, los candidatables que más suenan miden sus fuerzas y otros de los que se habla en los mentideros socialistas como una opción intermedia, como Patxi López, guardan silencio: Sánchez desafió el sábado con un acto en Asturias al presidente de la gestora y del Principado, Javier Fernández, y esta tarde la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, compartirá cartel con el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero en un acto por el décimo aniversario de la Ley de Dependencia en Jaén. El presidente manchego cree que Díaz se presentará "probablemente".

"El PSOE no va a ganar a Podemos podemizándose", ha aseverado García-Page, uno de los líderes territoriales que mantiene una posición más dura respecto al partido de Pablo Iglesias, que aspira a la supremacía como líder de la izquierda. Las encuestas le dan por encima del PSOE tras la crisis que acabó con la caída de Sánchez. "Los órganos de dirección de Podemos se han hecho muy parecidos a los del PSOE porque quieren ser el PSOE. Ahora hay algunos en mi partido en lo contrario, en ver cómo somos Podemos", ha enfatizado el presidente de Castilla-La Mancha. Sánchez afirmó, casi un mes después de renunciar como secretario general, que habría revisado su trato con Podemos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información