Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUP

El juez deja en libertad a los cinco miembros de la CUP que quemaron fotos del Rey

Los integrantes de la formación anticapitalista fueron arrestados por plantar al juez

FOTO: Nora Miralles y Roger Santacana. / VÍDEO: La detención de ambos.

Fernando Andreu, juez de la Audiencia Nacional, ha dejado este martes en libertad a los cinco integrantes de la CUP detenidos por negarse a comparecer por videoconferencia en la causa que investiga la quema de fotos del Rey durante la pasada Diada. La Policía Nacional ha arrestado esta misma mañana a dos de ellos, Nora Miralles y Roger Santacana, cuando viajaban en autobús hacia Madrid con un grupo de miembros y simpatizantes de la formación anticapitalista para apoyar a los otros tres independentistas catalanes detenidos el lunes por el mismo motivo.

Sobre las siete de la mañana, los agentes retuvieron el autocar a la altura de localidad de Alcalá de Henares (Madrid). Allí, según ha detallado la formación soberanista, arrestaron a Miralles y Santacana, miembros de la CUP de Manresa. Los policías también identificaron y registraron, uno a uno, a todos los viajeros del autobús, además de fotografiar las esteladas y pancartas que llevaban para la concentración de apoyo a los detenidos, que este martes declaraban en la Audiencia Nacional.

El grupo había salido de Barcelona sobre la medianoche. Según explicó un portavoz de la CUP, a los dos nuevos arrestados los trasladaron hasta la Comisaría de Moratalaz y se decidió que todas las declaraciones ante el juez previstas no comenzaran hasta que se llevara a Miralles y Santacana a la Audiencia. Sobre la una de la tarde, ambos llegaron a la sede judicial. Fue entonces cuando los cinco detenidos se acogieron a su derecho a no declarar. Y Andreu los ha dejado en libertad después de que la Fiscalía no pidiese prisión provisional o la adopción de otras medidas cautelares.

"Nos hemos personado ante del juez para decir que no declararemos delante de un tribunal que no reconocemos como legítimo. Un tribunal que es heredero del Tribunal de Orden Público franquista", ha apuntado uno de los arrestados, Aitor Blanc, concejal de Santa Coloma de Gramenet. "Esto es un juicio político que persigue el independentismo y la soberanía del pueblo catalán", ha añadido.

Anna Gabriel y Xavier Domènech, este martes, ante la Audiencia.

"Ni Rey ni miedo"

Antes de la salida en libertad de los cinco y tras los dos arrestos en Alcalá, el autobús continuó su camino hasta la calle de Génova, en las proximidades de la Audiencia Nacional, adonde llegó sobre las diez de la mañana y donde se han concentrado unas treinta personas en apoyo a los detenidos. "Ni Rey ni miedo. ¡Desobedeceremos! Solidaridad con los encausados", rezaba una pancarta desplegada.

Hasta las puertas de la Audiencia se desplazó Anna Gabriel, diputada de la CUP en el Parlament, para respaldar a sus compañeros de filas. Allí, la parlamentaria ha insistido: "Estamos aquí por la actuación de oficio de la Consejería de Interior, que decide identificar a las compañeras que hicieron la quema simbólica de imágenes de la monarquía". "Una quema que se ha hecho en muchas ocasiones y es la Consejería, por tanto, quien decide que estemos hoy ante este tribunal de excepción y perdiendo el tiempo", ha remachado frente a la sede judicial, hasta donde se acercaron también representantes políticos de ERC y Unidos Podemos.

ERC ha anunciado que pedirá la comparecencia en el Congreso y en el Senado del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, para que explique la identificación y el cacheo al que, según ha dicho, se ha sometido a los pasajeros del autobús. "Son ciudadanos que no hacían nada más ni nada menos que desplazarse de Barcelona a Madrid para dar su apoyo a los detenidos de la CUP por haber quemado fotos del Rey", ha opinado Santiago Vidal, portavoz de los republicanos catalanes en el Senado.

"Es un disparate que a estas alturas haya gente detenida por un delito de opinión y por un gesto crítico con la Corona", ha añadido Marcelo Expósito, diputado nacional de Podemos, que ha insistido en que estas detenciones se producen en un contexto derivado de una crisis del modelo territorial: "Nos parece improcedente que se esté judicializando este conflicto". "Hemos venido aquí como independentistas a estar al lado de nuestros compañeros de la CUP", ha apostillado Mirella Cortès, senadora de ERC: "Nuestro objetivo es buscar otro horizonte en una nueva república con otro marco jurídico".

Los tres detenidos el lunes son el concejal de distrito de Sant Andreu de Barcelona Iván Altimira (CUP); el técnico de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Navàs (Barcelona), gobernado por la CUP, Jordi Almiñana; y el concejal y portavoz del grupo municipal de Som Gramenet, integrada por CUP y Podemos, Aitor Blanc. Los tres fueron arrestados por los Mossos d'Esquadra, que el lunes no pudieron localizar a Nora Miralles y Roger Santacana.

Delito de injurias a la corona

El juez Andreu imputó a los cinco jóvenes por un delito de injurias a la Corona después de que en la manifestación convocada por la izquierda independentista en la última Diada una decena de personas, a cara descubierta, quemaran fotografías de Felipe VI y, en su reverso, una fotocopia de la portada de la Constitución.

Los Mossos d'Esquadra remitieron un atestado a las autoridades judiciales, por lo que el juez Andreu citó a los cinco jóvenes para que comparecieran el pasado 7 de diciembre, aunque les ofreció poder declarar por videoconferencia desde la Audiencia de Barcelona. Sin embargo, plantaron al juez, ya que, según aseguraron, su objetivo era "desobedecer" al magistrado porque consideraban que no es delito quemar imágenes de una institución que, según sostienen, ha "reprimido a los Países Catalanes".

Más información