Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El patrono de Unicaja niega que avisara a Pineda de que le investigaban

Un imputado dice que el líder de Manos Limpias le puso en contacto con el Pequeño Nicolás

José Luis Gómez Boza, a la izquierda, con su abogado en la Audiencia Nacional. Ampliar foto
José Luis Gómez Boza, a la izquierda, con su abogado en la Audiencia Nacional. EFE

José Luis Gómez Boza, patrono de la Fundación Bancaria Unicaja, ha negado este viernes que avisara en marzo pasado al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, de que la Audiencia Nacional le estaba investigando por extorsión a entidades bancarias. Un informe policial apuntaba que Gómez Boza dio el chivatazo a Pineda después de la Policía Nacional reclamara a la entidad bancaria malagueña datos sobre los movimientos de las cuentas de aquel.

Según la investigación, el aviso se produjo en un acto celebrado en Sevilla un mes antes de que se produjeran los arrestos del caso Ausbanc y al que acudieron tanto Pineda como Gómez Boza. Esta reunión fue documentada por la Policía con fotografías en las que se ven a ambos imputados durante el acto. El representante de Unicaja ha afirmado, según fuentes jurídicas, que conocía a Pineda desde antes como representante de una asociación de consumidores.

Este viernes también ha sido interrogado como imputado el propietario de la empresa de seguridad LPM, Lorenzo González. Esta sociedad fue utilizada supuestamente por Miguel Bernad, secretario general del pseudosindicato Manos Limpias, como pantalla para pedir tres millones de euros a la defensa de la infanta Cristina a cambio de retirar la acusación contra ella en el caso Nóos.

González ha declarado que se reunió con Manos Limpias durante una época en la que estaba buscando financiación. Según su relato, ha afirmado que Bernad le puso en contacto con el joven Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el joven impostor conocido como el Pequeño Nicolás. González ha afirmado que llegó a reunirse con él y con otra persona que dijo pertenecer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, pero nunca solucionó los problemas económicos de su compañía.

La jornada de declaraciones del caso Ausbanc ha terminado con la declaración como testigo del abogado y expresidente de Bancaja José María Mas Millet. Este ha declarado, según fuentes jurídicas, que el director de comunicación de La Caixa, Jaume Giró, le puso en contacto con Miguel Bernad. El líder de Manos Limpias necesitaba asesoramiento para redactar un supuesto borrador de desistimiento de la acusación contra Cristina de Borbón en el caso Nóos. Fue Mas Millet quien, según las mismas fuentes, dio los retoques finales a este documento, que Bernad llevaba preparado de antemano, pero que nunca llegó a presentarse ante la Audiencia Provincial de Baleares, donde se enjuició el caso Nóos.

Más información