Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey defiende en Portugal un mensaje europeísta e iberoamericano para el “destino común”

Felipe VI interviene por primera vez en la Asamblea de la República ante sus 230 diputados

El rey Felipe VI y doña Letizia en Portugal. Ampliar foto
El rey Felipe VI y doña Letizia en Portugal. Getty Images

El Rey ha comparecido este miércoles ante la Asamblea de la República de Portugal con un doble mensaje europeísta e iberoamericano para dos países con un “destino común” enlazados por la interacción de la geografía, la historia y la economía.

Como ya había apuntado en algunos de los discursos pronunciados en sus jornadas anteriores en Oporto y Guimarães, Felipe VI ha concretado el “primer anhelo” de españoles y portugueses en “seguir siendo europeos” y participar “vigorosamente” en la construcción del proyecto.

Felipe VI y doña Letizia han llegado al Palacio de São Bento, en Lisboa, donde les esperaba el primer ministro, Antonio Costa, y el presidente de la Asamblea, Ferro Rodrigues.

Ante los 230 diputados de la Asamblea que han aplaudido la intervención, a excepción de los representantes del Bloco de Esquerda, el Rey ha glosado los beneficios que ha aportado la Unión Europea a ambos países, abriendo caminos y estableciendo un clima de libertad que ha beneficiado las relaciones bilaterales de España y Portugal.

“Nuestra concertación y hermandad ibérica nos sirven bien para adelantar nuestros respectivos intereses en el seno de la Unión y apoyarnos solidariamente en momentos de dificultad. Cuanto mejor vaya Europa, mejor irán Portugal y España. Cuanto mejor marchen España y Portugal, mejor caminará Europa”, ha afirmado.

Felipe VI también se ha referido a la “dimensión atlántica” de España y Portugal a través de la OTAN para “salvaguardar la libertad y la seguridad de sus miembros”. “Cuanto más libre y seguro sea el mundo, mejor irán España y Portugal”, ha remarcado incidiendo en una fórmula retórica que ha repetido en varias ocasiones.

En esa vocación atlántica, Iberoamérica ha ocupado el otro eje central del discurso pronunciado en la Sesión de Bienvenida de la Asamblea de Portugal al Rey. El jefe del Estado ha destacado la institución en 1991 de la Conferencia Iberoamericana, “máxima expresión de la Comunidad Iberoamericana de Naciones”, como un espacio común favorecido por la proximidad cultural e idiomática.

“Portugueses y españoles sabemos que cuanto más próspera sea Iberoamérica, más próspera será nuestra común tierra ibérica. Pero deseamos también, con nuestra prosperidad ─y con la europea─, contribuir igualmente a la de las naciones hermanas de Iberoamérica”, ha remarcado.

En ese ámbito, ha destacado “dos inmensos valores” de ambas naciones: “La lengua española y a la lengua portuguesa que compartimos con otras muchas naciones”. Como ya dijera en su visita a Portugal días después de su proclamación como rey, una de las bases de la fuerza y singularidad de España la constituye la semejanza entre los “dos grandes idiomas” de Portugal y España.

“Gracias a esa afinidad podemos reconocer hoy la existencia de un gran espacio lingüístico compuesto por una treintena de países de todos los continentes y por más de 750 millones de personas. Un espacio formidable, de alcance y proyección universal, que no debemos perder de vista en el mundo crecientemente globalizado de nuestros días. De este modo, cada vez que la lengua española y la portuguesa se hacen más universales, más universales se hacen Portugal y España”, ha enfatizado.

Respecto a las relaciones bilaterales, que ha calificado de “sólidas e incomparables”, ha puesto de relieve la aspiración conjunta de “convertir a la península ibérica en una alternativa rentable para el abastecimiento energético de Europa”, a partir de la reciente creación de un mercado ibérico del gas y la dinamización del mercado ibérico de la electricidad.

Antes de Felipe VI, ocho jefes de Estado se han dirigido a esta Asamblea, la mayoría provenientes de antiguas colonias portuguesas. Juan Carlos I lo hizo en el año 1989 y 2000. Fue el primer jefe del Estado extranjero en hablar en la Asamblea en los 105 años de la República de Portugal.

Encuentro con la colectividad española

Tras el acto de la Asamblea de la República, los Reyes se han dirigido al Palacio de Palhava, que acoge la residencia del embajador de España, donde han mantenido un encuentro con la colectividad de españoles residentes en Portugal. El Rey les ha dirigido unas palabras para transmitirles "la significación muy especial" de este encuentro en su primer viaje de Estado a Portugal y agradecerles su presencia.

"Los españoles que habéis encontrado aquí vuestro hogar sois puente de unión entre nuestras dos sociedades, contribuís al enriquecimiento, a la diversidad y al mejor entendimiento entre Portugal y España", les ha manifestado en un discurso con algunos pasajes improvisados en los que ha aflorado el entusiasmo que el Rey y la Reina sienten por el recibimiento que han tenido durante estos tres días en Oporto, Guimarães y Lisboa."Estamos muy satisfechos de la acogida que hemos tenido a lo largo de esta visita", se ha sincerado.

El Rey ha querido hacer mención "a las instituciones que vertebran y articulan la comunidad española en Lisboa", cuyos representantes estaban presentes en el acto, como el instituto español Giner de los Ríos, el Instituto Cervantes, la Sociedad Española de Beneficencia, el Centro Gallego, la Red de Sanitarios Españoles en Portugal, la Cámara de Comercio e Industria Luso-Española o la Asociación de Mujeres Profesionales Españolas en Lisboa.

Más información