Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una comisión bilateral dirimirá los conflictos en el nuevo protocolo de los socialistas

Este órgano será permanente hará el seguimiento de las relaciones entre el PSOE y el PSC

Miquel Iceta, líder del PSC.
Miquel Iceta, líder del PSC.

La creación de una comisión bilateral permanente que haga el seguimiento de las relaciones entre el PSOE y el PSC y dirima posibles conflictos pondrá el broche al nuevo protocolo ente ambos partidos. Hasta llegar a ese final, previsiblemente a mediados del próximo enero, los equipos negociadores se disponen a discutir las condiciones de su vinculación. Este viernes se celebra la primera reunión negociadora.

Por muy bien que vayan las cosas, el PSOE está decidido a “corregir la anomalía orgánica” favorable al partido catalán, según recalcan en la gestora socialista. “La ruptura entre el PSC y el PSOE está disipada”, declaraba la semana pasada a EL PAÍS el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta. La otra parte, la gestora del PSOE, comparte esa voluntad.

No habrá ruptura pero sí cambios relevantes en la relación. Esta es la decisión del PSOE aun a sabiendas de que el PSC no querría modificaciones relevantes. Antes de llegar a la parte organizativa y decidir si el PSC sigue representado en los órganos de dirección del PSOE, el equipo negociador de este partido quiere discutir y calibrar “el grado de compromiso del PSC con el PSOE” y fijar “la obligación del primero de cumplir y defender las políticas del PSOE”, señalan fuentes de la gestora. Por el lado del PSOE llevarán la negociación el número dos de la dirección interina, Mario Jiménez, la eurodiputada Elena Valenciano y el veterano dirigente extremeño Francisco Fuentes. Por el PSC acudirán el secretario de Organización, Salvador Illa, la diputada Meritxell Batet y Antonio Balmón, alcalde de Cornellá.

¿Puede el PSC llegar, por ejemplo, a un acuerdo con el partido de Ada Colau y que el PSOE no tenga nada que decir? A esta pregunta la gestora se responde a sí misma: no, el PSOE tiene mucho que decir por cuanto que el PSC es la voz de ese partido en Cataluña o debe serlo.

¿Puede el PSC tener una representación de casi cien miembros en un congreso del PSOE y más de veinte en un comité federal? La gestora cree que eso no puede seguir siendo así, porque de ese modo el PSC condiciona la vida interna del PSOE sin contrapartidas. Estos ejemplos dan cuenta del profundo cambio que quiere impulsar la gestora socialista.