El Rey destaca la “necesaria cooperación” entre la Iglesia católica y Estado

Felipe VI alaba la labor de la Conferencia Episcopal, cuya sede ha visitado este martes por primera vez

Felipe VI este viernes en La Zarzuela.
Felipe VI este viernes en La Zarzuela.C. Álvarez (Getty Images)
Más información
El Rey elogia la “generosidad” con la que se resolvió el bloqueo político
Un año sin Cataluña en los discursos del Rey
El Rey intentará recuperar la proyección exterior perdida por el largo bloqueo político

Felipe VI, rey de España con la dignidad de “rey católico” por concesión universal de los pontífices romanos, ha agradecido este martes la labor asistencial de la Iglesia católica, con una cita expresa a Cáritas y Manos Unidas, y también el que los obispos "han defendido su independencia del poder civil y el derecho a la libertad religiosa de todos los individuos". "La Iglesia sigue estando al lado de los enfermos, los excluidos, los inmigrantes y todos aquellos otros colectivos más vulnerables", ha dicho el Rey en el discurso ante el pleno del episcopado, reunido en Madrid para cerrar las celebraciones del cincuentenario de la fundación de la Conferencia Episcopal Española (CEE)

Acompañado de su esposa, la reina Leticia, Felipe VI ha sido recibido en la puerta de la Casa de la Iglesia por el presidente de la CEE, el cardenal Ricardo Blázquez; el portavoz episcopal, el sacerdote José María Gil Tamayo; y, en representación del Gobierno, su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. Don Felipe y doña Letizia han entrado acompañados por el gerente de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, y junto a los cardenales Antonio María Rouco, Carlos Amigo, Lluis Martínez Sistach, Blázquez y Antonio Cañizares (Carlos Osoro, arzobispo de Madrid y vicepresidente del organismo, se encuentra en Roma en una reunión del Sínodo después de haber sido creado cardenal por el Papa el sábado pasado). También ha recibido a los Reyes el nuncio (embajador) del Vaticano en Madrid, el arzobispo Renzo Fratini. 

Después de una breve estancia en la capilla del edificio, los Reyes han entrado en la sala de plenos y saludaron a todos los obispos, de manera especialmente efusiva al anciano cardenal José Manuel Estepa, que les ha preparado para el sacramento del matrimonio. “Leales ciudadanos”, los calificó el cardenal Blázquez en su discurso de bienvenida. El presidente de la CEE ha reivindicado el papel de la Iglesia, especialmente en tiempos de crisis. 

El prelado ha repasado la historia reciente de la Casa de la Iglesia, antes de afirmar que los obispos se sienten “reconocidos en el marco de la Constitución". Lo ha subrayado el Rey en el inicio de su discurso. La CEE "ha acompañado la vida de nuestro país, en un tiempo en el que España pasó de ser un Estado confesionalmente católico a declarar constitucionalmente su aconfesionalidad", ha dicho. Según el monarca, las relaciones entre el Estado y la Iglesia, recogidas en los Acuerdos de 1979, "permitieron dibujar un modelo de relaciones" en las que "el principio de cooperación se convirtió en piedra angular sobre la que descansa el ejercicio al derecho fundamental de libertad religiosa; un modelo sancionado constitucionalmente en el artículo 16". 

"La labor de instituciones como Cáritas o Manos Unidas, los centros sanitarios; o los dedicados a la formación y cultura; los centros para promover el trabajo o para mitigar la pobreza; los de atención a inmigrantes o de rehabilitación de drogodependientes; los de tutela de la infancia o los de promoción de la mujer y las víctimas de la violencia, todas las organizaciones eclesiales de acción social y caritativa han conseguido que más de cuatro millones de personas que residen en nuestro país y fuera de nuestras fronteras hayan podido beneficiarse de su labor y de los proyectos que desarrollan", ha afirmado Felipe VI.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS