Podemos afronta el debate sobre la cesión de poder a sus líderes territoriales

Echenique asegura que "hay consenso" sobre la apuesta por descentralizar el partido

Pablo Echenique e Íñigo Errejón ante las oficinas de Gas Natural.
Pablo Echenique e Íñigo Errejón ante las oficinas de Gas Natural.T. Galán (EFE)

Podemos ya ha fijado los debates centrales que busca resolver en su congreso nacional, bautizado como Vistalegre 2 y previsto para principios de 2017. El secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, ha avanzado este lunes los “cuatro bloques políticos” principales de ese cónclave: la relación con sus alianzas, la descentralización de su estructura territorial, el papel de los círculos y la militancia y su vínculo con la sociedad civil. El dirigente aragonés ha hecho hincapié en la importancia de la cesión de competencias a las direcciones territoriales, un asunto sobre el que, ha asegurado, hay consenso en los órganos de la formación.

Más información
Los votantes desencantados del PSOE rechazan la opción de Podemos
Competir para presionar al Gobierno
Iglesias: “Necesitamos más portavoces. Podemos no puede ser una cosa de dos”

En torno a esas cuestiones concretarán, además, sus proyectos políticos Pablo Iglesias y su número dos, Íñigo Errejón, aunque todavía no está claro si el secretario político presentará una ponencia para medir sus fuerzas con el líder. Echenique ha tratado de enfriar la disputa entre los dos máximos dirigentes del partido y ha afirmado que “el debate en estos momentos está en una fase muy incipiente”. “Creo que se habla mucho de lo que se va a debatir, pero aún no han emergido proyectos. Sí han emergido áreas, líneas, preguntas”, ha considerado. No obstante, aún no se han aclarado las posiciones internas respecto de estas líneas.

“Creo que es obvio que tenemos que tener una estructura más descentralizada de la que tenemos ahora. Hay debates, pero respecto de que hay que ir a una estructura más descentralizada hay consenso y es evidente”, ha señalado. En cualquier caso, no ha querido aclarar la fórmula de ese proceso. “Mi opinión es que no se dice mucho cuando se dice federal, confederal; creo que hay que aterrizar los detalles. En cuanto a detalles, hay que ir a una situación en la que los niveles autonómicos tengan más competencias. ¿Se lama federal, se llama confederal? Creo que esa no es la parte importante”, ha opinado. “Respecto de la autonomía jurídica de los partidos, creo que no es lo importante”.

Echenique ha señalado también que el próximo congreso del partido debatirá la relación con sus alianzas, pero la integración orgánica irá para largo. “Se va a hablar de nuestra relación con los aliados. Si me pregunta a mí, yo diría que, aunque tienen todo el sentido del mundo avanzar hacia un espacio político común, eso no se hace en cuatro meses”.

En cualquier caso, el responsable de Organización ha dejado claro que el modelo de partido que salió del congreso fundacional ya no vale. “Creo que tenemos una obligación enorme en este momento. En Vistalegre 1 todo el mundo era consciente de que estábamos construyendo una estructura provisional. Creo que en la segunda asamblea ciudadana estatal construiremos una organización que tendrá características nuevas, que tendrá muchas más posibilidades de permanencia en el tiempo. En la primera fase nos preparábamos para un asalto a los cielos. Pero ahora lo que vayamos a construir allí va a ser más duradero”, ha mantenido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS