Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El equipo negociador del PSOE busca la “clarificación” de su relación con el PSC

Dirigentes experimentados de ambos partidos tratarán de cambiar la relación sin romper

El portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, en Ferraz. Ampliar foto
El portavoz de la gestora del PSOE, Mario Jiménez, en Ferraz. EFE

La gestora del PSOE y la dirección del PSC acordaron el jueves la composición del equipo negociador que durante dos meses discutirá cómo quedará la relación entre los dos partidos una vez revisado el protocolo que les ha mantenido unidos durante 38 años. Su objetivo es clarificar la relación entre ambos “con la voluntad de seguir caminando juntos”, señaló el portavoz de la gestora y responsable de Organización, Mario Jiménez.

Por el lado del PSOE dirigirá el grupo el propio Jiménez, número dos de la gestora, portavoz parlamentario de los socialistas andaluces y mano derecha de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz. Junto a él, la eurodiputada Elena Valenciano y el veterano dirigente extremeño, muy respetado en el PSOE, Francisco Fuentes. De los tres, Valenciano es considerada la más abierta a los planteamientos del avance hacia la España federal, que se plasmaron en la Declaración de Granada en 2013, cuyos principios llevarían a la reforma constitucional. Esa declaración unió tras muchas dificultades al PSOE y al PSC encabezado el primero por el entonces secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba y Valenciano como vicesecretaria y número dos del partido. En el PSC entonces Pere Navarro era el primer secretario.

Del lado del PSC trabajará Salvador Illa, secretario de Organización del partido catalán; Antonio Balmón, alcalde de Cornellá de Llobregat; y Meritxell Batet, que ha sido hasta hace poco más de un mes miembro de la ejecutiva de Pedro Sánchez y anoche mismo fue apartada de la dirección de grupo parlamentario por su no a la investidura de Mariano Rajoy. Aun así, tanto ella como Balmón tienen reconocido bagaje de identificación y cercanía al PSOE. La presencia de los responsables de organización, es decir, de los aparatos, de ambos partidos, Salvador Illa y Mario Giménez, dan muestra del primer nivel de la negociación y, sobre todo, de la firmeza de la negociación de una y otra parte.

El PSOE busca “la clarificación” después de la crisis abierta entre ambos partidos al no respetar el partido catalán una de las decisiones trascendentales de los socialistas, aprobada en el comité federal del 23 de octubre. Ese día los socialistas votaron a favor y en contra de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy y ganó el 59% frente al 41%. En este último bloque estaban los votos de los representantes del PSC en ese órgano de dirección del PSOE. Estos no acataron la decisión en la sesión de investidura y sus siete diputados, junto a seis del PSOE y dos independientes marcaron la línea de la disidencia. Desde ese momento, la comisión gestora del PSOE decidió revisar profundamente el vínculo entre ambos partidos y poner en cuestión si el PSC tiene que formar parte de los órganos de dirección del PSOE y participar en la elección de su secretario general, sin correspondencia en la otra dirección.

“Vamos a evaluar el protocolo entre los dos partidos, su vigencia, con sinceridad y honestidad y con voluntad de seguir caminando juntos”, señaló Mario Jiménez al anunciar en la noche del jueves la composición del equipo negociador. Se busca un “proceso de clarificación para que ante cualquier conflicto organizativo y político haya una referencia clara”, continuó. Los dos partidos buscan “el bien de Cataluña y el bien de España”, señaló el número dos de la gestora del PSOE.

Más información