La Guardia Civil investiga si su jefe en Baleares justificó agresiones a detenidos

El coronel Jaume Barceló, afirma supuestamente en una grabaciones: “Hostias y un golpe lo hemos dado todos”

El coronel Jaume Barceló, a la derecha, durante su toma de posesión.
El coronel Jaume Barceló, a la derecha, durante su toma de posesión.Guardia Civil

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha ordenado la apertura de una información reservada para aclarar si el jefe del Instituto Armado en Baleares ha justificado agresiones a detenidos. La investigación se ha abierto a raíz de una grabación publicada por el diario ABC, y que corresponde a una conversación del año 2011, en la que el entonces número dos de la Guardia Civil en las islas y ahora máximo responsable, el coronel Jaume Barceló, afirma supuestamente: “Hostias y un golpe lo hemos dado todos”.

Más información

La grabación fue realizada en la comandancia del instituto armado de Palma en 2011, cuando Barceló era el número dos de la Guardia Civil en las islas. En ella, el coronel hace referencia a las agresiones a detenidos por parte de agentes del cuerpo. “El que ha trabajado un poco en esta Guardia Civil y no ha soltado una paparra (un bofetón en lenguaje coloquial) es que ha trabajado poco, porque eso lo hemos hecho todos” afirma. La grabación continúa y Barceló insiste: “Hostias y un golpe lo hemos dado todos”.

En la conversación, el coronel manifiesta que empezó en la policía judicial en los años 90 “visto cómo iban los derroteros”. Continúa diciendo: “A mí un tío que pega a un guardia, aún hoy por hoy, todavía se lleva un par de hostias hoy por hoy”; e insiste posteriormente: “Después ya veremos, ya escribiremos, ya veremos lo que tenemos que hacer”.

Supuesto caso de torturas

El coronel Barceló tomó posesión de su cargo actual a principios de 2014 en sustitución del coronel Basilio Sánchez Rufo y después de 17 años destinado a la zona de Baleares, en donde ha desempeñado diferentes cargos. Unos meses después de asumir la jefatura del instituto armado en las islas, cuatro guardias civiles del cuartel de Palmanova (Mallorca) fueron condenados en primera instancia por la Audiencia Provincial de Palma a un total de diez años de prisión por torturas a dos detenidos británicos, que habían denunciado que fueron agredidos por varios agentes después de ser arrestados y trasladados al cuartel de Palmanova, muy cercano a la concurrida zona turística de Magaluf.

El Tribunal Supremo tumbó meses después el fallo al argumentar que los dos detenidos británicos no habían prestado declaración en sede judicial y que el derecho a la presunción de inocencia de los guardias civiles había sido vulnerado. Este caso fue objeto de controversia y debate en el seno de la comandancia, por lo que fuentes de la benemérita creen “bastante probable” que la grabación se efectuase mientras se debatía el asunto, que estaba en plena instrucción por aquel entonces.

A raíz de la grabación y las manifestaciones de Barceló, la dirección general del Instituto Armado ha iniciado una investigación interna y confidencial, que será llevada a cabo por varios agentes que se desplazarán desde Madrid a la comandancia de Palma para depurar responsabilidades “en caso de que sea necesario”, según recuerdan desde la Guardia Civil.

Desde la comandancia de Palma afirman que Barceló “está tranquilo” y ha seguido trabajando como cada día. Señalan en el instituto armado que el coronel ya sabía que se produciría esta investigación porque había sido avisado desde Madrid y que está satisfecho por la rapidez de sus compañeros a la hora de iniciar una investigación sobre el asunto.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción