Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juicio Gürtel | Crespo: “Jamás le he entregado ni un céntimo a Bárcenas”

El número dos de la trama insiste en que todos los servicios al PP fueron “documentados y “declarados”

Pablo Crespo, a su llegada a la Audiencia.

El número dos de la trama Gürtel de corrupción, Pablo Crespo, concluyó este jueves su declaración en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional. El gerente de las sociedades lideradas por Francisco Correa, negó haber entregado “jamás ni un céntimo” al extesorero del PP Luis Bárcenas como recompensa por los contratos obtenidos por la trama para la organización de eventos de la formación conservadora entre 1999 y 2004. "Todos los servicios que se han prestado al PP son documentados, facturados, y declarados", ha asegurado en la décima sesión de la vista oral.

Crespo, secretario de Organización del PP gallego entre 1996 y 1999, año en que fue contratado por Correa, dio a entender que su fichaje supuso un perjuicio para las sociedades de la trama debido a su cercanía con José Cuiña, el fallecido secretario general del PP gallego y que, dijo “no gozaba de la simpatía” del entonces líder del PP gallego, Manuel Fraga.

Crespo ha afirmado haber mantenido una “relación cordial” con el extesorero del PP Álvaro Lapuerta, imputado durante la fase de instrucción del caso Gürtel y cuya causa ha sido archivada por “demencia sobrevenida”. "Tenía más contacto con el señor Lapuerta que con el señor Bárcenas, venía mucho por Galicia, era una persona entrañable; cuando venía a ver a Fraga le recogía yo mismo en el aeropuerto", ha rememorado.

Crespo se ha sometido este jueves a las preguntas de las defensas del resto de los acusados en el macrojuicio. En la línea apuntada por Francisco Correa, el número dos de la trama ha exculpado a sus subordinados, aun a riesgo de hacerles pasar por personas carentes de iniciativa o desastres empresariales. Fue el caso de Álvaro Pérez, el Bigotes: "Era tan bueno era en el ámbito creativo, como desastre en el ámbito económico, sería capaz de arruinar una mina de oro en explotación (...) no tenía límite para gastar", dijo.

Sobre el supuesto contable José Luis Izquierdo, lo ubicó en el “último escalón” de la organización, destinado a las “tareas auxiliares”. Por debajo de él solo estaba Alicia Mínguez, la administrativa.

El gerente de las sociedades también exculpó al exdiputado del PP y exvicepresidente de Castilla y León Jesús Merino. "No he tenido jamás esa relación económica con el señor Merino. Ni yo le entregado dinero a él ni él me ha entregado dinero a mí, jamás", sostuvo. Y negó que la exesposa de Correa, Carmen Rodríguez Quijano tuviera algún tipo de “capacidad de decisión” en las empresas de aquel.

El interrogatorio lo cerró el abogado de Crespo, Miguel Durán. Este hizo hincapié en sus preguntas en las condiciones en las que se produjo la detención y paso a disposición judicial de su cliente en febrero de 2009, cuando estalló la operación Gürtel. Crespo relató que no pudo ver el registro practicado en la sede de Pasadena Viajes. También recordó que pasaron 80 horas entre que fue detenido por la Policía y entró a declarar con el juez Baltasar Garzón, primer instructor del caso. Crespo detalló las penurias a las que, según él, se vio sometido durante su arresto. "No hice mis necesidades durante 24 horas, a lo mejor porque tengo una vejiga de titanio", ironizó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información