Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desfile del 12 de octubre se moja, pero no se arruga

"Aquí no se obliga a nadie a venir", replica el ministro Morenés a Pablo Iglesias

El rey Felipe durante el desfile, este miércoles.

La lluvia, que no dejó de caer durante toda la mañana, mojó pero no empañó el desfile de la Fiesta Nacional. Hasta última hora hubo incertidumbre sobre la suspensión de la parada aérea debido al mal tiempo, pero finalmente se mantuvo, aunque recortada. Helicópteros, aviones de transporte y cazas F-5 se quedaron en tierra, pero los C-101 de la Patrulla Águila dibujaron los colores de la bandera española en el cielo encapotado de Madrid y los F-18 y Eurofighter sobrevolaron el centro de la capital, cuajado de paraguas.

El rey Felipe VI, con uniforme de capitán general del Ejército de Tierra, y la Reina, con un vestido estampado en negro y crudo, junto a la princesa Leonor y la infanta Sofía, presidieron el acto castrense desde la tribuna principal, donde estaba el Gobierno al completo y los representantes de las altas instituciones del Estado.

A su derecha, los representantes de los grupos parlamentarios —Albert Rivera, de Ciudadanos; Antonio Hernando, del PSOE; Rafael Hernando, del PP, entre otros—; a la izquierda, los presidentes autonómicos, incluido el asturiano Javier Fernández, que encabeza la gestora socialista. Las ausencias fueron las anunciadas: los presidentes de Cataluña, País Vasco, Valencia, Navarra y Galicia; y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien denunció la "hipocresía" de quienes creen que "defender" a la "patria es asistir a un desfile". "Aquí no se obliga a nadie a venir", replicó el ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, en declaraciones a TVE. "Hay quien cree que no tiene que estar [en el desfile] y yo creo que el respeto a las instituciones se manifiesta con la presencia en actos como este", dijo la presidenta andaluza, la socialista Susana Díaz.

Tras el homenaje a los caídos, que el Rey protagonizó en posición de firmes bajo la lluvia, se inició el desfile terrestre, en el que participaron unos 3.400 militares y guardias civiles, incluida una compañía de la Xª Bandera (Millán-Astray) de la Legión, con su característica cabra; en esta ocasión, un carnero de nombre Miura que pasó al trote y sin atar ante la tribuna. Como novedad, las banderas de los países que forman parte de la Fuerza de Muy Alta Disponibilidad de la OTAN (VJTF), que este año lidera España: Estados Unidos, Reino Unido, Portugal, Grecia, Bélgica, Albania, Hungría, Rumanía, Croacia, Italia, Polonia y Luxemburgo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información