Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenida en París la ‘grapo’ Manuela Ontanilla

La policía detiene a la mujer que supuestamente participó en la campaña de extorsiones a empresarios españoles

Manifestación por la liberación de Publo Cordón, secuestrado por el GRAPO.
Manifestación por la liberación de Publo Cordón, secuestrado por el GRAPO. Archivo

Miembros de la Dirección General de Seguridad francesa, en colaboración con la Guardia Civil, han detenido este jueves en París a la miembro del Grapo Manuela Ontanilla Galán, según han informado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista. Ontanilla ha sido detenida por su presunta participación en la campaña de extorsiones a empresarios que esta organización terrorista llevó a cabo en 1998 en España.

Nacida en El Arahal (Sevilla) hace 65 años, se unió a la organización terrorista en los años setenta y ocupó diferentes puestos dentro de la dirección de la banda desde 1993. Ontanilla ha sido detenida en varias ocasiones, la última de ellas en 2012 junto con José Antonio Ramón Teijelo —su compañero sentimental y en la actualidad en prisión— y Vicente Sarasa Cecilio en relación con el secuestro y desaparición del empresario aragonés Publio Cordón en 1995.

Entre otros puestos, Ontanilla fue integrante de la comisión de propaganda, de la comisión militar del comando central y, desde 1999, de la comisión de relaciones internacionales. Su primera detención data de 1976, cuando fue arrestada junto con Juan García Martín, condenado a más de cien años de prisión por diversos asesinatos, entre ellos el del director general de Instituciones Penitenciarias Jesús Haddad.

Tres años después, en 1979, fue detenida acusada de ser responsable del fichero y archivo de la organización terrorista y por su presunta participación en algunos atracos. Durante su estancia en prisión, tanto en España como en Francia, llevó a cabo diversas huelgas de hambre.

Brigadas Rojas

El 17 de octubre de 2005 fue detenida en el barrio de Seine-Saint-Denis, en compañía de Teijelo, en el marco de una investigación relacionada con miembros de las Brigadas Rojas italianas. El 21 de octubre de 2005 la justicia francesa la procesó por asociación de malhechores con fines terroristas, receptación y uso de falso documento administrativo. Le retiró los cargos de terrorismo, pero mantuvo las acusaciones de “tenencia y fabricación de documentos falsos” y de “asociación de malhechores”.

El Grapo mató por última vez hace diez años, pero ni ha declarado su renuncia a la violencia ni se ha disuelto. Durante esta década, la Guardia Civil, que en 2007 desarticuló completamente su estructura, no ha dejado de investigar a la banda.

Más información