Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ministro, indulte a Bódalo

Diego Cañamero y Rafael Catalá protagonizan una insólita escena en el patio del Congreso

El diputado de Unidos Podemos Diego Cañamero.
El diputado de Unidos Podemos Diego Cañamero.

El martes, pasadas las nueve de la noche y una vez terminado el primer pleno del Congreso de la legislatura, el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, hablaba con un diputado del PP en el llamado Patio del Congreso. A pocos metros esperaba cruzado de brazos Diego Cañamero, diputado de Podemos, jornalero y portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT).

A los pocos minutos, el ministro terminó su conversación y Cañamero se acercó para abordar al titular de Justicia, en una escena insólita. En una breve conversación, el diputado pidió a Catalá que se acelere el indulto de Andrés Bódalo, el también sindicalista y concejal de Jaén en Común, marca de Podemos, en prisión tras ser condenado a tres años y medio de cárcel por agredir a un edil socialista en 2012.

La conversación fue cordial, pero sin compromiso alguno sobre la libertad del dirigente jornalero. Según fuentes de Justicia, el Gobierno descarta completamente conceder por estar en funciones y por los hechos por los que fue condenado Bódalo. Según la versión de Cañamero, el ministro quedó en contestarle.

Incluso, Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, se inclina por no conceder el tercer grado a Bódalo cuando lo solicite. Esa posición tiene que ver con la reincidencia, la naturaleza del delito y su resistencia en su momento a comparecer ante el juez. El Gobierno explica que estando en funciones han restringido la concesión indultos desde el 20 de diciembre. De hecho solo han concedido uno, a María Salmerón condenada por negar visitas al padre de su hija, condenado por malos tratos.

Cañamero, que prometió su cargo en el Congreso exhibiendo una camiseta con el lema Libertad Andrés Bódalo, ya había pedido públicamente el indulto. El pasado mes de mayo, antes de ser elegido diputado por Jaén el 26-J, lo hizo a través de una huelga de hambre. Días después, se dirigió a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, para solicitarle su mediación. Durante la campaña electoral aseguró que con un cambio de Gobierno Bódalo saldría de prisión. Y hace diez días participó en una protesta ante la Audiencia Provincial de Jaén.

La dirección de Podemos siempre se ha manifestado en contra de los indultos a los políticos. Pero el caso de Bódalo, que fue cabeza de lista en las elecciones del 20 de diciembre, siempre ha encontrado la compresión de Pablo Iglesias, quien considera su condena como una injusticia y la desvincula de los casos de corrupción.

El día que Cañamero entregó sus credenciales en el Congreso recordó por qué se encontraba allí. "Es una coyuntura que me ha tocado vivir porque el diputado de Jaén era para Bódalo, que está en la cárcel injustamente desde hace tres meses", explicó. Pero, sobre todo, incidió en su declaración de intenciones: "Hay que ser insumiso contra las injusticias y contra las leyes que son injustas"