Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Selfies’ y papeletas confusas

Jornada sin incidentes en el País Vasco. La Ertzaintza solo tuvo que retirar algunos carteles y pasquines

Nagua Alba (Podemos Euskadi) y su abuela, Lolo Rico. Ampliar foto
Nagua Alba (Podemos Euskadi) y su abuela, Lolo Rico.

Las mesas electorales, 2.539, se constituyeron ayer con normalidad y a la hora prevista en el País Vasco. Todas salvo una en Vitoria, que no pudo abrirse a las 9.00 por la incomparecencia de algunas de las personas designadas para conformar la mesa, según informó el Departamento de Seguridad del Gobierno vasco. En otro colegio de la capital alavesa faltaban papeletas y se tuvieron que traer de otro punto de votación cercano.

No se registraron incidentes destacados durante las votaciones, aunque la Ertzaintza retiró tres carteles con contenido político de la fachada de un colegio electoral de Basauri (Bizkaia) y otro más en Alonsotegi (Bizkaia), donde también se quitaron algunos pasquines.

Para el anecdotario quedará el momento en que una mujer estuvo a punto de introducir la tarjeta de crédito en la urna y las monjas que tuvieron que volver al convento porque se presentaron con las fotocopias del DNI. Fue un día en que varios candidatos aprovecharon para acudir a votar acompañados por sus familiares. Arnaldo Otegi —que finalmente fue inhabilitado para encabezar la lista de EH Bildu— lo hizo en Elgoibar (Gipuzkoa) junto a su hijo Hodei. En el momento de introducir el sobre, bromeó: “Ya sabéis a quién voto, ¿no?”.

Nagua Alba, diputada de Podemos y líder de este partido en Euskadi, votó con su abuela Lolo Rico, la cineasta que creó el conocido programa televisivo La bola de cristal. Pilar Zabala se olvidó de llevar desde casa la papeleta de Podemos, formación que la presenta como candidata a lehendakari. Necesitó la ayuda de su marido, que se adelantó al colegio de Zarautz donde tenía que votar para facilitarle el sufragio y evitar que pasara por la cabina.

En las filas de Podemos hubo inquietud cuando varios votantes alertaron de la confusión que había con las papeletas de esta formación y la candidatura denominada Ganemos Sí Se Puede, similar al eslogan que hizo popular a la formación de Pablo Iglesias. “Ni un voto a los jetas de sí se puede”, publicó en Twitter el concejal vitoriano Óscar Fernández. En Elkarrekin Podemos hubo mucha preocupación por la posible fuga de votos a esta candidatura y que ello les restara respaldo electoral.

El candidato de Vox a lehendakari, Santiago Abascal, no pudo ejercer su derecho al voto al continuar hospitalizado desde hace varios días por un problema de salud. Esta formación denunció que en un colegio de Vitoria las papeletas de Vox estaban “tapadas por las del PP en una de las cabinas” y en otro punto de votación de la misma ciudad habían desaparecido.

Apoderados de EH Bildu controlaron el desarrollo de las votaciones con pegatinas visibles en la solapa. Se leía el lema Euskal presoak eta hieslariak etxera, a favor del acercamiento de los presos y huidos de ETA.

Nicolás de Miguel, candidato de Ciudadanos a lehendakari, votó en la misma mesa del expresidente del PSE Jesús Eguiguren, a quien estrechó la mano. Eguiguren, que ejercía de apoderado de los socialistas, recibió la visita de su esposa, Rafaela Romero, que iba en el tercer puesto del PSE por Gipuzkoa.

El portavoz del Gobierno vasco en funciones, Josu Erkoreka (PNV), muy activo en las redes sociales, difundió la fotografía que se hizo con la presidenta y una vocal de la mesa electoral donde le correspondía votar en Bilbao. El selfie fue a petición de ellas y Erkoreka no tuvo ningún inconveniente en posar sonriente con ambas. Erkoreka coincidió con el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, que aprovechó parte de la mañana para recorrer varios colegios electorales y comprobar el desarrollo de las votaciones.

Más información