Elecciones autonómicas
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

El ‘sorpasiño’ y el ‘sorpasoak’

Todas las encuestas vaticinan que el PSOE se situaría como tercera fuerza en Galicia y cuarta en el País Vasco.

Pedro Sánchez y Idoia Mendia el pasado sábado en San Sebastián.
Pedro Sánchez y Idoia Mendia el pasado sábado en San Sebastián.EL PAÍS

Pedro Sánchez sigue siendo secretario general del PSOE, probablemente, porque la noche del 26 de junio no se consumó el sorpasso que daba por hecho Pablo Iglesias. Si Podemos y sus alianzas hubieran obtenido más votos y más escaños que los socialistas, a Sánchez no le hubiera quedado más remedio que seguir el ejemplo de Joaquín Almunia que, tras su clamorosa derrota frente a José María Aznar, presentó su dimisión esa misma noche. Sin embargo, con 85 diputados frente a los 71 de la formación morada, el líder socialista decidió mantenerse en el puesto sin que nadie en su partido le afeara la conducta en público.

Este domingo la situación puede ser muy diferente. Todas las encuestas vaticinan el triunfo de los partidos gobernantes (PP y PNV) en las elecciones gallegas y vascas y la victoria de las coaliciones vinculadas a Podemos frente al PSOE. Se producirá irremediablemente una especie de sorpasiño y sorpasoak, que situaría a los socialistas como tercera fuerza política en Galicia y cuarta en el País Vasco.

Más información
Feijóo: “Con González, Zapatero, Rubalcaba o Vara enfrente no habría bloqueo”
Mendia: “Podemos ha comprado el discurso identitario de Bildu”
Rajoy critica la actitud “antipatriótica” de Sánchez por mantener “el bloqueo”

La pregunta es: ¿Aguantará Sánchez el tirón si fracasa en dos comunidades autónomas en las que los socialistas han llegado a gobernar? La respuesta es difícil. Probablemente dependerá de la magnitud del descalabro en votos y de sus posibilidades de tener algo de influencia en la formación de Gobierno en Vitoria (en Santiago el PSdeG puede convertirse en una fuerza irrelevante).

En el cuartel general del PSOE insisten en que van a dar la vuelta a las encuestas como hicieron en junio en las generales. Es posible, pero no probable. Los expertos aseguran que la interinidad del Gobierno en España llevará a los votantes regionales a apoyar a aquellos líderes que más fácil tengan ser investidos y a castigar al que para muchos está bloqueando una solución de gobernabilidad en España. Algo discutible, incluso injusto, pero real para buena parte de la opinión pública.

La semana pasada, los llamados barones regionales transformaron su silencio, primero en murmullo y luego en clamor contra el aparato de Ferraz. Todos dan por hecho que el sábado 1 de octubre se celebrará un nuevo Comité Federal del PSOE —y probablemente una ejecutiva días antes— y que allí puede pasar de todo. Por cierto, un lector me corrige, con razón, porque escribí en mi último análisis que el PSOE había perdido cinco millones de votos desde 2011, cuando la caída empezó en 2008. Gracias por la matización, aunque los socialistas siguen en caída libre sin que nadie lo intente remediar.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS