Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez pide a los “partidos del cambio” un “acuerdo” para poner fin a Rajoy

El líder del PSOE promete "trabajar sin descanso, con humildad y generosidad" para entenderse con otras fuerzas distintas al PP

Pedro Sánchez y Xoaquín Fernández Leiceaga (i), este sábado. Atlas

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha dado este sábado un paso más tras la fallida investidura del candidato del PP y ha pedido desde Galicia un "acuerdo" a los "partidos del cambio" para "poner fin al fracaso del Gobierno de Rajoy". En la fiesta que celebran los socialistas gallegos en Oroso (A Coruña) para caldear los ánimos de cara a las elecciones autonómicas del 25-S, Sánchez ha dejado abierta la posibilidad de negociar un pacto con otras formaciones para intentar un Gobierno alternativo al PP con él como presidente.

Sánchez, que se ha referido todo el tiempo a Rajoy y no tanto al PP, ha esgrimido ante más de 2.000 militantes que "España necesita un Gobierno con urgencia pero, sobre todo, un gobierno limpio, social, justo, creíble y dialogante". Para el líder socialista Rajoy es "incapaz" de "gestionar" el fragmentado panorama político salido de las urnas el pasado 26-J. "Os doy la palabra, mi palabra, de que trabajaremos sin descanso, con humildad y generosidad, para poder entendernos con todas las fuerzas del cambio", ha prometido a los presentes en el acto.

El líder socialista ha apelado repetidamente a la "coherencia" que, según ha recalcado, el PSOE ha demostrado durante el debate de esta semana en el Congreso. Según Sánchez, el no de su partido a Rajoy es "coherente" con su "memoria, su historia, su programa y la confianza" que en él han depositado los electores. "Dimos nuestra palabra de que Rajoy no sería presidente y hemos cumplido".

El socialista se ha referido a la candidatura del exministro José Manuel Soria al Banco Mundial como prueba de que "Rajoy no tiene remedio". "¿Qué más razones necesitan las fuerzas del cambio para ponerse de acuerdo y poner fin al fracaso del Gobierno de Rajoy?", se ha preguntado Sánchez con el aplauso de los presentes.

En una provincia donde el poder urbano del PSOE está mermado y a menos de una semana del inicio de la campaña electoral en Galicia, el secretario general del PSOE ha elegido el municipio coruñés de Oroso, de 7.000 habitantes y limítrofe con Santiago, para insuflar optimismo a sus filas. "Esta es la fuerza del PSOE", ha proclamado el regidor, Manuel Mirás, un veterano político procedente del CDS, que desde 2007 atesora tres mayorías absolutas bajo las siglas del puño y la rosa.

El mensaje para abrir una negociación con otros partidos e intentar un Gobierno alternativo al PP ha sido expresamente apoyado por el candidato del PSdeG-PSOE a la Presidencia de la Xunta, Xaquín Fernández Leiceaga. Leiceaga ha recordado las raíces galleguistas del PSdeG y su defensa de Galicia como "nacionalidad histórica" y, dirigiéndose a Sánchez, ha añadido: "No nos van a doblegar, como tampoco esta última semana han doblegado al PSOE ni a ti".

Al candidato popular Alberto Núñez Feijóo Leiceaga lo ha acusado de tener como "único objetivo" conservar el Gobierno gallego "para luego marcharse a Madrid". El aspirante socialista a la Presidencia de la Xunta ha tachado a Feijóo de "campeón de la exportación" porque "exporta a los jóvenes y el capital de las empresas" de Galicia. "Vendería el mar si los marineros le hubieran dejado", ha añadido sobre la ley acuícola que la Xunta tuvo que retirar recientemente ante las fuertes protestas vecinales.

Los discursos que han dado paso a una comida junto al río Tambre han terminado con una advertencia de Leiceaga a Sánchez y una ovación: "Pedro, cuando seas presidente del Gobierno también daré un puñetazo en la mesa para defender los intereses de Galicia".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >