Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fernando Rey, consejero de Educación de Castilla y León (PP)

“Las reválidas pueden expulsar a alumnos con cuatro cursos aprobados”

El consejero critica las evaluaciones educativas del Gobierno: "Van en contra de la mayoría de las regiones y de gran parte de la comunidad educativa"

El consejero de Educación de Castilla y León, gobernada por el PP, se suma a las críticas de hasta 12 comunidades autónomas (todas las no gobernadas por el partido de Gobierno) contra las reválidas educativas de ESO y Bachillerato que comienzan a aplicarse el curso que viene. Fernando Rey advierte, no obstante, de que cumplirá con la ley.

El consejero de Educación de Castilla y León, Fernando Rey.
El consejero de Educación de Castilla y León, Fernando Rey. EL PAÍS

Pregunta. ¿Qué opina de las reválidas?

Respuesta. LLevo un año pidiendo que se regulara la prueba de Bachillerato porque los que entraron en el primer curso no sabían qué debían hacer en lugar de la Selectividad. Estoy contento por la regulación que se ha cerrado con los rectores. Eso está bien resuelto. Pero he mostrado mis objeciones a una prueba que tenga valor académico. Es evidente que no se me ha hecho caso. Ahora, es una decisión del Gobierno central y Castilla y León cumplirá las normas.

P. ¿Qué objeciones plantea?

R. Los alumnos lo que necesitan al final de la ESO es orientación personalizada y académica, como la que ya se les presta pero mejor. El objetivo es no dejar a ninguno atrás ofreciendo una educación de calidad. Podría tener sentido una prueba para ver las velocidades educativas. Coincido con el diagnóstico de la LOMCE de que hay una gran desigualdad en la educación en España. Sería bueno hacer una prueba de valor diagnóstico para reforzar a centros y alumnos, en lugar de una que puede expulsar a alumnos con cuatro cursos aprobados. Esos deberían titular. Un examen así va en contra de la mayoría de las comunidades autónomas y de una gran parte de la comunidad educativa, no favorece consensos. Dicho esto, había que regularlo.

P. Coincide con los críticos.

R. Pero es verdad que los argumentos que esgrimen gran parte de los opositores no son convincentes. Yo no creo que someter a evaluaciones a los estudiantes les genere estrés. La mayoría de los mejores sistemas educativos tienen evaluaciones. La clave no es la evaluación, sino cómo se hace. Y no comparto que se invite a la insumisión, me parece groseramente antidemocrático.

P. ¿Qué le parece que el Gobierno envíe a FP a los que no aprueben las reválidas?

R. Tampoco lo comparto. No me consta que haya más consejeros del PP en mi línea. Lo cierto es que, más allá de los focos, solemos coincidir bastante en el diagnóstico de los problemas. Pero estas opiniones son a título personal.

P. ¿Teme que su opinión pueda sentar mal en el Partido Popular?

R. Soy un consejero independiente. No sé quién dijo que no te puedes casar con un poeta y luego pretender que sea jefe de negociado. Lo digo sin ofender a los poetas, claro. Llevo todo el año ofreciendo mi postura en los medios y en la comunidad educativa. No voy a cambiar por la regulación estatal. Pero no niego la legitimidad jurídica y democrática del Gobierno para tomar esta decisión. No es irracional, hay un sector de la comunidad educativa que encuentra positivo este tipo de prueba. Yo intentaría huir de un debate de blancos y negros.

Más información