Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera: “No vamos a apoyar ningún Gobierno de Mariano Rajoy”

El líder de Ciudadanos aspira a una negociación con el PP y el PSOE

Albert Rivera, este domingo.

Tras perder ocho escaños y casi 400.000 votos respecto al 20-D, Albert Rivera se ha reafirmado este lunes en todas las líneas estratégicas que anunció durante la campaña para negociar la formación de Gobierno: aunque el líder de Ciudadanos insiste en que "no hay veto" a Mariano Rajoy, no apoyará la continuidad del presidente en funciones al frente del Ejecutivo; no participará en alianzas con partidos nacionalistas; y apostará por sumar los votos de sus 32 diputados a un acuerdo a tres con el PP y el PSOE. “No vamos a apoyar ningún Gobierno de Mariano Rajoy”, ha resumido el líder de Ciudadanos en rueda de prensa. "Nuestra posición no ha cambiado", ha confirmado en conversación con EL PAÍS José Manuel Villegas, vicesecretario general de esta formación.

Si Ciudadanos mantiene esas tres decisiones, la formación de Gobierno solo tendrá un camino: que el PP logre el voto a favor o la abstención del PSOE. La formación de Rivera no es decisiva en ninguno de esos dos escenarios, aunque sus votos pueden servir para fortalecer la posición parlamentaria del partido que ha ganado las elecciones (juntos sumarían 169 votos si los socialistas solo entregaran su abstención). En ese contexto, Ciudadanos aspira a ser "una condición para que haya cambio", convirtiéndose en un tercer socio que espolee a los dos partidos tradicionales a impulsar reformas.

“No vamos a apoyar ningún gobierno de Mariano Rajoy”, ha dicho Rivera. "No hay ni un solo votante que no sepa que Ciudadanos no va a apoyar o estar en un gobierno en el que estemos pendientes de la corrupción, de Bárcenas o de Rita Barberá", ha asegurado. "Si todo tiene que ser igual, con el mismo presidente, estaremos en la oposición. Si alguien quiere contar con los votantes de Ciudadanos, tiene que saber que queremos cambio", ha añadido "Queremos un cambio de etapa, un cambio político, un cambio de Gobierno. Hay escaños suficientes para reformarlo todo. Hace falta que el PP y el PSOE dejen de darse la espalda mutuamente. Es lo que va a propiciar Ciudadanos".

Los dirigentes de Ciudadanos siempre han huido del término "veto" aplicado a Rajoy. Lo hicieron en campaña y lo hacen ahora. Sin embargo, Rivera ha dejado claro que no favorecerá su continuidad, tampoco con una abstención. Hacerlo supondría romper por tercera vez sus promesas a los votantes: el 20-D, anunció que no votaría a favor del candidato de otro partido, y acabó haciéndolo por Pedro Sánchez; igual que dijo que no entraría en gobiernos que no presidiera, y finalmente se ofreció a hacerlo.

La formación prioriza ahora la negociación de reformas que puedan unir al PP, al PSOE y a Ciudadanos sobre el nombre del presidente y los ministros que deban ejecutarlas. Eso queda para un segundo capítulo. El primero aún no se ha escrito: las dos fuerzas tradicionales no han dado señales todavía de querer negociar a tres.

Viaje a Bruselas para fijar la posición del Brexit con siete primeros ministros

Albert Rivera viajará este martes a Bruselas para participar en una comida de trabajo con los siete primeros ministros que encabezan partidos integrados en el grupo ALDE (los liberales y demócratas europeos, a los que se acaba de sumar Ciudadanos). El objetivo de la cita es coordinar una posición común sobre el Brexit. El líder de Ciudadanos también espera hablar con Mariano Rajoy para que represente en el Consejo Europeo del martes la posición consensuada de todos los partidos españoles.

"El Brexit es un paso atrás en la construcción europea, pero tenemos que seguir construyendo los Estados Unidos de Europa. Vamos a defender que se agilice el proceso, y que no se espere a un nuevo primer ministro", ha explicado Rivera tras la ejecutiva de su partido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información