Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Locking: “Rivera va formal e informal para sacar votos de todos”

“Iglesias ha ido evolucionando su estética al tiempo que su discurso”

La diseñadora Ana Locking.

Ana Locking (Toledo, 1970), está de los nervios. Bueno, ella y las dos docenas de alumnos —chicas en una proporción del 90%— que acaban este año el grado en Diseño de Moda por la Universidad Politécnica de Madrid. Locking, González en el DNI, es la profesora encargada de supervisar los proyectos de fin de carrera de los inminentes graduados, y maestra y pupilos se afanan en darllos últimos retoques a los arquetipos pensados y elaborados por la clase con esfuerzo y mimo durante todo el año. Lo singular del caso es que, en vez de planos de edificios, sesudas tesis literarias o hipótesis científicas, los trabajos en cuestión consisten en la colección de modelazos —vestidos, faldas, abrigos, pantalones— de todos los estilos y pelajes que, en este preciso momento, mastra y discípulos están ajustando con alfileres sobre el cuerpo de las modelos que los lucirán después en el desfile de fin de curso del Teatro Real. La suerte está echada.

 Es en este ambiente de creatividad y efervescencia donde Locking, veterana y emblemática diseñadora de la moda española, les atiza un suspenso general en carisma a todos los candidatos. “Pretenden parecer muy naturales, pero es una naturalidad forzada. Quieren tener carisma, y no lo tienen, porque el carisma reside en la seduccion, y no en tener mil asesores detrás que te dicen cómo te tienes que vestir, comportarte o hablar. Los políticos deberían mirarse cada día en el espejo, y no solo para vestirse, sino para ver quiénes son y cómo quieren que se les vea. Tienen que ser ellos mismos. No se puede seducir siendo alguien que no eres, sino desde la verdad”.

En ese sentido, y parafraseando a Serrat, nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio. Locking, no obstante, encuentra diferencias de matiz entre el estilo de los líderes. “Rajoy encarna el inmovilismo. El traje, la corbata, la barba, las gafas. Es difícil, además, que por talante y edad, cambie algo. Pedro Sánchez está seducido por la estética de Obama. El traje slim, el corte perfecto, el aparecer con su esposa en los actos. Ha incorporado los códigos americanos a la política española. Rivera tiene los pros y los contras de estar en el centro. Es como un surfista cogiendo olas, juega a ir formal e informal, dribla de izquierda a derecha, y va pillando votos de todos lados. Es una estrategia interesante, pero el estar en tierra de nadie también le resta carisma. Pablo Iglesias es el que más ha evolucionado, ha cambiado de ropa al ritmo de su discurso. Su estética partió del descontento: camisetas, camisas a cuadros, fulares. Pero sabe que si logra el poder no solo tendrá que agradar a los descontentos. Por eso ahora lleva corbata y camisa blanca.

Locking no quiere revelar el color de la papeleta que escogerá el domingo. Pero da alguna pista al respecto.“Espero que haya un avance, una apertura de mente, que venza la postura más progresista, y con esto, sin decirte a quién voy a votar, sí te digo a quién no voto. Puede que hoy no todos los de izquierda sean tan de izquerdas, ni los de derechas, tan de derechas. Pero, dentro de este multipartidismo, espero que haya una evolución de verdad, que el inmovilismo se quede atrás.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >