Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y Ciudadanos pugnan por encarnar el voto útil de centro

Rajoy y Rivera se enzarzan en declaraciones cruzadas sobre la necesidad de concentrar los sufragios de los electores moderados

Mariano Rajoy y Albert Rivera convirtieron ayer la recta final de la campaña en un debate sobre quién de los dos encarna el voto útil para los electores de centro. “Hay 25 provincias en las que los votos a Ciudadanos no sirvieron de nada”, dijo Rajoy sobre los diputados que perdió el PP el 20-D sin que los sumara su rival. “¿De qué sirve votar a Iglesias, Rajoy o Sánchez si son incapaces de poner un proyecto en marcha?”, contestó Rivera, que anunció las diez reformas de inmediata aplicación que pedirá si es clave en los pactos. El 10% de los indecisos duda entre ellos.

Mariano Rajoy, en Lleida junto a Dolors López y José Ignacio Llorens. Ampliar foto
Mariano Rajoy, en Lleida junto a Dolors López y José Ignacio Llorens. EFE

Un dato explica el pulso entre los dos líderes. El 10% de los indecisos duda entre votar al PP o a Ciudadanos, según el CIS. Ninguna otra combinación causa ese debate. Eso ha colocado en el centro de la campaña el intento de ambos por demostrar que votarles no es tirar la papeleta a la basura.

Rajoy no se atreve a descartar del todo unas terceras elecciones, aunque le parecerían un ridículo mundial. En una conversación informal con periodistas, el candidato popular aseguró ayer que su opción sigue siendo la gran coalición del PP, el PSOE y Ciudadanos, y que si no hay pacto, reclamará a los demás que dejen gobernar a la lista más votada —la suya, según todas las encuestas—. Para ocupar esa posición, el presidente en funciones pidió que “el voto moderado se concentre en el PP” durante su mitin en Lleida, donde los populares aspiran a recuperar el diputado que perdieron el pasado diciembre.

“Muchas personas que confiaban en nosotros dejaron de hacerlo, apostaron por Ciudadanos, y perdimos ese escaño, que tampoco se llevó Ciudadanos”, argumentó. “Hay 25 provincias en las que los votos a Ciudadanos no sirvieron de nada. Es importante que eso no vuelva a suceder nunca más”, subrayó. Rajoy pidió a los simpatizantes que se afanen en explicar que el sistema electoral “castiga la división”. “Debemos unir todos los moderados españoles nuestros esfuerzos y no dilapidar ni un voto porque cada voto que nosotros dilapidemos es para los radicales y extremistas”, dijo.

Ciudadanos critica que el PP compare votar a Rivera con tirar el voto a la basura

PP y Ciudadanos pugnan por encarnar el voto útil de centro

Juan Carlos Girauta, número uno de Ciudadanos por Barcelona y miembro de su Ejecutiva, protestó ayer por la publicidad del PP que compara votar a Albert Rivera con tirar el voto a la basura.

"Es una campaña destructiva, basada en la percepción de que votar a Ciudadanos es inútil", criticó. "Hay que reaccionar con orgullo de votar a Ciudadanos. Y adherirle la palabra útil a este voto". Y advirtió: "Podemos negociar con el PP, pero va a costar generar confianza con quien te está haciendo esto".

“¿De qué sirve votar a Iglesias, Rajoy o Sánchez si son incapaces de poner un proyecto en marcha? ¿De qué sirve votar a los que no van a darse ni la mano?”, se preguntó Rivera, reivindicando la utilidad de los cambios impulsados con los pactos autonómicos que ha firmado su partido con el PP (Madrid, La Rioja, Castilla y León, y Murcia) y el PSOE (Andalucía).

Actitud “inadmisible”

"Lo del voto útil es una tomadura de pelo", responde José Manuel Villegas, vicesecretario general de Ciudadanos y jefe de su equipo de campaña. "En muchas provincias el escaño se juega precisamente entre Podemos y nosotros: Guadalajara, Huesca, Badajoz...", analiza en referencia a uno de los argumentos del PP, que votar a Ciudadanos sirve para reforzar a la formación de Pablo Iglesias, porque Rivera no logra el escaño y sí lo hace la alianza de izquierdas.

“Esto es inadmisible”, opinó sobre las palabras de Rajoy Juan Carlos Girauta, número tres de Ciudadanos. “Podemos negociar con el PP, pero va a costar generar confianza con quien te hace esto”, añadió sobre la táctica de desprestigiar el voto a su partido.

Si Ciudadanos es decisivo tras el 26-J —sumaría 39 escaños, según Metroscopia— en el corazón de esa negociación estarán 10 reformas de carácter educativo, laboral, e institucional que deberá acometer en los 100 primeros días de su presidencia cualquier candidato que quiera contar con su apoyo, según dijo ayer Rivera.

Esa estrategia no gusta en el PP. Rajoy constata que solo con Ciudadanos no suma, y plantea que quien ha quedado cuarto en las elecciones no es quién para decirle al primero lo que tiene que hacer.