Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CIS | El PP gana en 26 provincias y los socialistas solo en dos

Un total de 34 escaños cambian de signo político en 30 provincias españolas

Encuesta CIS Ampliar foto
Mariano Rajoy presenta la candidatura del PP por Madrid. EFE

El PP ganará en 26 provincias el 26-J y en otras seis empatará en escaños con el PSOE, que solo se impondrá en dos circunscripciones. Unidos Podemos, con una ligera mejoría, logra ser la primera fuerza en cuatro territorios e iguala al PP en otras dos, según la encuesta preelectoral que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha publicado este jueves y que fue realizada entre el 4 y el 22 de mayo.

De acuerdo con este estudio, los populares mantendrían su hegemonía allí donde ganó en diciembre pasado, como en Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia, La Rioja, Madrid, Cantabria y Asturias, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Un total de 34 escaños cambiarán de signo político en 30 provincias españolas. El mayor movimiento se registra en Madrid, donde Unidos Podemos se beneficia de su coalición con Izquierda Unida, al adjudicarse los dos escaños que el partido de Alberto Garzón obtuvo el pasado 20-D. El PP pierde un escaño en favor de Ciudadanos. 

En Barcelona se beneficia del cambio En Comú Podem, que gana dos parlamentarios a costa de Convergència y otros que se disputan el PP y Esquerra Republicana de Cataluña. En Santa Cruz de Tenerife, el PP y Unidos Podemos ganan un escaño y Coalición Canaria pierde su representación, según la encuesta. Los socialistas pierden un escaño.

Con respecto a los resultados de las urnas del 20-D, el PP sufre un retroceso notable, al pasar de ser primera fuerza en 30 provincias a 26. También bajaría el PSOE, que fue el más votado en tres circunscripciones y solo ganaría en esta ocasión en Huelva y Sevilla, según el estudio del CIS. Unidos Podemos, que en su estreno solo fue la fuerza más votada en Barcelona, conservaría su supremacía en esta circunscripción y, además, añadiría Tarragona, donde concurre con la alianza territorial En Comú Podem, y daría un vuelco en Las Palmas y en Álava, donde arrebataría el liderazgo en ambos casos a los populares.

El PP superaría en escaños en Castilla y León al resto de fuerzas en todas las provincias, salvo Palencia y Segovia, donde en ambos casos quedaría igualado al PSOE y Unidos Podemos. La situación se repite en Castilla-La Mancha, con un triple empate en Guadalajara entre estas tres formaciones. Es un escenario que se repite con los resultados de los últimos comicios.

En la Comunidad Valenciana mantendría su poderío, con pleno en las tres provincias, pese a la delicada situación que atraviesa en esta región el partido de Mariano Rajoy. En Galicia se repetiría la victoria holgada de los populares, que solo serían igualados por En Marea en Pontevedra. Más reñida es la situación que quedaría en Extremadura, con un empate a dos escaños con los socialistas en Badajoz y Cáceres.

En Cataluña, En Comú Podem volvería a ganar con holgura en Barcelona y también en Tarragona, mientras que ERC y Convergencia quedarían a la par en Girona. Lleida ofrece un panorama más fragmentado, con cuatro fuerzas con un escaño cada uno.

En el País Vasco, el CIS da el mismo número de escaños (tres) al PNV y Unidos Podemos en Bizkaia, un territorio donde tradicionalmente han ganado con distancia los nacionalistas. En Álava la formación morada sobrepasaría al PP y sería primera fuerza, mientras que en Gipuzkoa, Podemos y EH Bildu quedarían ambos con dos escaños, por delante incluso del PNV.

Las pasadas elecciones del 20-D dejaron un Parlamento muy fragmentado, lo que a la postre dificultó la formación de un Gobierno y la convocatoria de nuevos comicios. El PP venció en diciembre pasado, pero con menos del 30% de las papeletas y sin apoyos en la Cámara Baja; los socialistas, que sufrieron un notable revés, se mantuvieron como principal partido de la oposición, pero tampoco logró consumar su intento de investir presidente a su líder, Pedro Sánchez, que firmó un acuerdo de gobernabilidad con Ciudadanos. La irrupción con fuerza en el Parlamento de Ciudadanos y, especialmente, de Podemos dibujó un nuevo tablero que en última instancia hizo imposible la conformación de un Ejecutivo.

Patxi López, sin escaño

El gran damnificado de los resultados que arroja el estudio del CIS es Patxi López, presidente del Congreso y cabeza de lista del PSOE por Bizkaia. Los socialistas, que obtuvieron un escaño en las pasadas elecciones de diciembre, perderían este asiento, según el sondeo.

Los socialistas no obtendrían ningún escaño por Bizkaia, donde Unidos Podemos aumentaría su respaldo electoral, al pasar de dos a tres diputados e igualar al PNV, una formación que históricamente ha sido hegemónica en Bizkaia. El PP y EH Bildu repetirían resultado el 26-J, con un escaño cada uno.

Los malos resultados que pronostica el CIS para el PSOE en el País Vasco arrastrarían a López, último presidente de la Cámara Baja y hombre de la máxima confianza de Pedro Sánchez. Los socialistas consiguieron tres diputados en diciembre, mientras que ahora solo conservarían el de Gipuzkoa.

Más información