División en el PP y Ciudadanos por la prohibición de las esteladas

Todos los grupos del Parlament, incluidos el de Albiol y el de Arrimadas, se oponen al veto

Esteladas en un partido de Champions en el Camp Nou.Foto: atlas | Vídeo: Vicens Giménez | ATLAS

La decisión de prohibir las esteladas en la final de la Copa del Rey, que juegan este domingo el Barça y el Sevilla, ha dejado dos bloques políticos muy diferenciados: los que apoyan el veto y los que no. A favor de la postura adoptada este miércoles por la Delegación del Gobierno de Madrid —el partido se disputa en el estadio Vicente Calderón y esta es la institución encargada de velar por la seguridad del encuentro— se han situado el Partido Popular y Ciudadanos. Sus respectivas formaciones políticas en Cataluña se han opuesto al veto generando así un insólito consenso en la Cámara catalana. El resto de fuerzas políticas han criticado la decisión y han propuesto otras iniciativas.

Más información
Colau tampoco asistirá a la Copa del Rey por veto a las esteladas
Puigdemont no irá a la final de la Copa del Rey en protesta por el veto a las esteladas
Prohibidas las esteladas en la final de la Copa

"Se está aplicando la ley y es sorprendente que alguien se sienta ofendido. En los estadios no se pueden introducir elementos de contenido político que puedan generar debate, polémicas o tensiones", ha afirmado el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado este jueves, durante una charla informal con los periodistas en Palma de Mallorca, que no tiene nada que ver con la decisión de prohibir la estelada porque no es de su competencia y ha recordado que son las normas de la Federación Española de Fútbol y la UEFA las que prohíben ese tipo de símbolos. Rajoy no irá a la final de la Copa del Rey, pero sí tiene programado asistir el 28 de mayo a la final de la Champions en Milán, informa Javier Casqueiro.

Fuentes de La Moncloa han recordado además que la decisión de prohibir las esteladas la adoptó la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid, que dirige Concepción Dancausa, en una junta de seguridad en la que están representantes de la Policía Nacional y Municipal, el Samur, la Casa Real, Presidencia del Gobierno, la Real Federación Española de Fútbol y los equipos que disputarán la final. Las mismas fuentes apelaron al denominado Manual Operativo de la Federación, que fija en uno de sus artículos una serie de prohibiciones como la entrada de bebidas alcohólicas, banderas de determinadas dimensiones y cualquier símbolo político, ámbito en el que se enmarcan las esteladas. El manual en cuestión precisa que en los estadios en ese tipo de eventos no deben permitirse "los materiales de propaganda política, religiosa, racista o xenófoba".

Ciudadanos comparte esta misma postura. "La decisión es de la UEFA. Es la UEFA la que ya multó a algunos clubes por mostrar símbolos ideológicos", ha argumentado Albert Rivera, informa Juan José Mateo. "Si la UEFA ha decidido que en el fútbol no llevemos símbolos ideológicos, yo no llevaré banderas de Ciudadanos, y otros no llevarán banderas independentistas, y otros no llevarán banderas comunistas, del PP o del PSOE", ha añadido. "Me parece que un campo de fútbol es un lugar para ver deporte, no es un Parlamento. A partir de ahí, el Gobierno actúa conforme la UEFA le ha indicado". 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el PSOE hay voces discordantes con la postura del partido. En este caso, los socialistas están en contra del veto, aunque el presidente socialista de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, aplaude la prohibición de las esteladas en el Vicente Calderón. "Cuando un espectáculo deportivo se quiere convertir en otra cosa, la Delegación del Gobierno está en su perfecto derecho de hacer lo que ha hecho", ha asegurado. Este punto de vista contrasta con lo expuesto por el PSOE en Andalucía, que califica de "torpeza" la medida, o en Cataluña, que habla de un veto "poco inteligente" y que es "irrespetuoso" con el sentimiento de muchos aficionados.

Parlamento catalán

Consenso en el Parlamento catalán sobre la decisión de prohibir la entrada de esteladas. Incuso el presidente del grupo popular, Xavier García Albiol, se ha desmarcado de la decisión defendida por su partido a nivel nacional. "No soy partidario de prohibir banderas", ha sentenciado. Las mismas diferencias han surgido en el seno de Ciudadanos. "Si la delegada del Gobierno en Madrid ha tomado esta decisión debe tener sus motivos, pero por una cuestión de principios yo no soy partidario de que se prohíban las banderas", ha dicho el líder popular, aunque sí ha lamentado que el Gobierno catalán haya apoyado en los últimos años una paulatina sustitución de la senyera, bandera oficial de Cataluña, por las esteladas, que representan la reivindicación independentista de Cataluña.

"Nosotros no nos hubiéramos metido en este lío", ha señalado también Carlos Carrizosa, el portavoz parlamentario de Ciudadanos. "No nos gustan las prohibiciones, pero siendo una decisión que proviene de la UEFA pensamos que se tiene que acatar" y que ningún aficionado debería llevar esteladas al partido, ha declarado a los medios en el Parlament. El diputado de Junts pel Sí Lluís Llach ha lamentado lo que considera un "atentado" contra "la democracia y las libertades", aunque acto seguido ha ironizado señalando que "este fin de semana habremos ganado 100.000 independentistas". La CUP, por su parte, ha llamado a la desobediencia y a llenar el Vicente Calderón de banderas independentistas, al considerarla "injusta y provocadora". El portavoz de Sí Que Es Pot en el Parlament, Joan Coscubiela, ha afirmado este jueves que la decisión del Gobierno de vetar las esteladas en la final de la Copa de Rey de fútbol del domingo es el conflicto que el PP "necesita para sobrevivir, como los buitres la carroña".

Después de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se negara el miércoles a acudir al encuentro si se mantiene la prohibición —la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha sumado a la iniciativa—, la consejera de Presidencia del Gobierno catalán, Neus Munté, ha censurado este jueves el veto. La también portavoz del Ejecutivo catalán ha calificado de "injusta, arbitraria y absurda" la decisión del Gobierno, asumiendo que se está vulnerando la "libertad de expresión". Munté se ha mostrado "indignada" por el hecho de que se compare un símbolo que se ha utilizado en reivindicaciones "cívicas" con otras banderas, como las preconstitucionales, a las que la ley antiviolencia en el deporte impide introducir en eventos deportivos.

Foto: atlas | Vídeo: ATLAS
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS