Rivera: “Podemos se ha quitado la careta y apuesta por el comunismo”

El líder de Ciudadanos cree que el partido de Iglesias pierde transversalidad al pactar con Garzón

Albert Rivera, en una imagen de archivo.FOTO: CLAUDIO ÁLVAREZ (atlas)
Más información
IU ganará seis o siete escaños y podrá tener su logo en la papeleta
Podemos e IU sellan una alianza para concurrir juntos a las elecciones
Ciudadanos adapta su estrategia electoral a la unión de Podemos e IU
Los partidos no celebran primarias para la repetición electoral

La dirección de Ciudadanos intenta aprovechar el pacto entre Podemos e Izquierda Unida para monopolizar el discurso del cambio. Los dirigentes de la formación de Albert Rivera creen que el partido de Pablo Iglesias pierde atractivo para las clases medias ("transversalidad", le dicen) al aliarse con la federación de Alberto Garzón. También argumentan que deja de encarnar "lo nuevo" para pasar a ser "lo viejo". Así lo ha resumido en la mañana de este martes el presidente de Ciudadanos durante una entrevista en TV3: "Podemos se ha quitado la careta y ha pactado con el viejo partido comunista. Es una alianza táctica simplemente. Apuestan por el comunismo como ideología, que es respetable, pero obsoleta desde mi punto de vista. La alianza les impide volver a hablar de nueva política".

Los estrategas de Ciudadanos temen que la campaña del 26-J se convierta en un pulso entre las recetas de la izquierda y las de la derecha. Su meta es que el debate electoral gire alrededor de la tensión entre lo nuevo y lo viejo, entre la regeneración y la continuidad. A menos de dos meses para la cita con las urnas, Rivera ha aprovechado el acuerdo entre las dos fuerzas de izquierda para identificarlas con "el viejo comunismo", recordar que la caída del muro de Berlín fue en 1989, y advertir contra la posibilidad de que sigan las propuestas económicas del gobierno de Alexis Tsipras en Grecia.

"Yo creo que el partido comunista no debe gobernar España los próximos años", ha dicho Rivera. "Quiero un gobierno que mire al futuro, no al pasado", ha seguido. "El muro de Berlín se acabó en 1989, no volveremos a las políticas del pasado. Este es un país moderno", ha insistido. Frente a la posibilidad de elegir entre el PP y Podemos, ha sido categórico: "No queremos corrupción ni vendedores de humo. No queremos una confrontación más extremista entre el partido comunista y la parte más conservadora del PP".

Rivera postula a su partido como mediador tras el 26-J. Hoy ha vuelto a ofrecer a Ciudadanos como una formación dispuesta a pactar a derecha e izquierda tras las elecciones si se acepta un programa de reformas. Sin embargo, el núcleo duro de su equipo de campaña ya analiza dónde puede herir la coalición de izquierda a sus expectativas electorales, y cuánto puede hacerlo. Según fuentes de la Ejecutiva, la formación emergente teme la unión de Podemos e IU fundamentalmente en Andalucía, cree que podrá defenderse bien en las dos Castillas, y recuerda que estos dos partidos ya fueron juntos en Cataluña o Galicia en las últimas elecciones generales.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS