Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP cree que el Congreso es hasta su disolución “la orquesta del Titanic”

Los populares proponían que no se celebraran por la repetición de las elecciones. Podemos defiende que lo aprobado, aunque decaiga, es trabajo avanzado

López y Navarro, a su llegada este miércoles al Congreso.
López y Navarro, a su llegada este miércoles al Congreso. (EFE)

El Congreso celebra dos últimos plenos antes de la disolución de las Cortes el próximo 3 de mayo, el de este miércoles y jueves, en los que se debaten proposiciones como la presentada por Podemos para derogar las dos reformas laborales de PP y PSOE. El PP ha propuesto en la Mesa que los grupos retiraran todas sus propuestas para evitar que el pleno se convirtiera en "la representación de la orquesta del Titanic", según ha esgrimido el portavoz popular en la Cámara baja, Rafael Hernando, pero la iniciativa no ha salido adelante por falta de unanimidad. El presidente del Congreso, Patxi López, entiende, en cambio, que es necesario asegurar la "normalidad institucional" y mantener la actividad habitual del Parlamento.

"No tiene sentido que aprobemos esta tarde proposiciones que van a decaer. Se trata de una fase más del teatrillo al que algunos quieren someter a esta Cámara. Los portavoces van a utilizar la tribuna para dar un mitin electoral. Es un despropósito", se ha quejado el portavoz popular.  "Durante estos cuatro meses hemos asistido cada día a una nueva ocurrencia con el objetivo de mantener el tiempo y el espectáculo. Pero el show se acabó, el teatro se acabó. Nosotros hemos tratado de mantener la dignidad de la Cámara", ha abundado.

Podemos, en cambio, cree que el Parlamento tiene que dar "imagen de normalidad", en palabras de Íñigo Errejón, portavoz parlamentario, y al mismo tiempo todo lo trabajado esta breve legislatura es "terreno avanzado" para el siguiente periodo de sesiones. "Ya se ha hecho trayecto, y necesariamente las Cámaras van a encontrar mucho trabajo adelantado", ha argumentado.

El pleno debate y vota este miércoles la derogación de las dos últimas reformas laborales, a propuesta del grupo de Podemos-En Comú-En Marea. El PP presenta una proposición no de ley que pide la liberación de los presos políticos venezolanos, y Democracia i Llibertat una reforma del Reglamento del Congreso para crear un registro de lobbies y grupos de presión.

Durante estos cuatro meses han salido adelante iniciativas, como la llamada "Ley 25 de emergencia social" de Podemos, que decaerán en cuanto se disuelvan las Cortes. Asimismo, todas las leyes de los cuatro años de Gobierno del PP cuestionadas por la mayoría del actual Congreso —como la paralización de la LOMCE— seguirán en vigor, al menos, hasta el mes de octubre, cuando sea posible aprobar otras o derogar las vigentes.

El Gobierno en funciones ha logrado, además, que termine la legislatura sin someterse al control del Congreso de los Diputados.