Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez se cierra a la alianza que apoyan las bases de Podemos

La opción aprobada masivamente por los simpatizantes del partido emergente no va a ser explorada por el PSOE ni sometida a consulta

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), y el secretario de Organización, Cesar Luena, al inicio de la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal este lunes. Ampliar foto
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), y el secretario de Organización, Cesar Luena, al inicio de la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal este lunes. EFE

La opción aprobada masivamente por los simpatizantes de Podemos no va a ser explorada por el PSOE ni sometida a consulta a sus militantes como pidió este lunes el secretario general del partido emergente, Pablo Iglesias. La fórmula válida para el PSOE, que denomina “progresista y reformista”, incluye a Ciudadanos. Los socialistas apelan a los votantes de Podemos al interpretar que “un 100%” votaría en contra de que Mariano Rajoy siga en La Moncloa.

La ejecutiva del PSOE estaba reunida este lunes cuando se conocieron los resultados de la consulta de Podemos. “Inesperado resultado”, ironizó el portavoz parlamentario, Antonio Hernando. Dentro de la reunión, el secretario general de los socialistas había expresado su certeza de que la inmensa mayoría de los votantes de Podemos hubiera querido una fórmula que evitara las elecciones pero, sobre todo, que supusiera la salida del PP del Gobierno.

Asistentes a la misma cita señalan que el líder del PSOE se refirió a estudios electorales según los cuales el 80% de los votantes del partido socialista apoyan un Gobierno sustentado por Ciudadanos. Asimismo informó, siempre según sus datos, de que el 40% de los votantes de Podemos quiere sobre todo un Gobierno “de cambio”.

Sí quedó claro que el resultado de la consulta a los simpatizantes de Podemos no tendrá efectos prácticos en el PSOE. El acuerdo con Ciudadanos se mantiene, según se ratificó este lunes nuevamente, por lo que si hay algo que explorar será el acuerdo “de los 199”: la suma de los diputados del PSOE, Podemos y Ciudadanos. “Hemos llegado al límite, ahora la pelota está en el tejado de Podemos”, señaló Hernando. La opción aprobada por las bases de Podemos, además de excluir al partido de Albert Rivera, necesitaría la colaboración de los partidos independentistas. Ambos elementos hacen imposible la aceptación del PSOE.

Equipo negociador

De manera excepcional, a la reunión de la ejecutiva de lunes acudieron los miembros del equipo negociador, encabezados por Hernando, y formado por Jordi Sevilla, Meritxell Batet, José Enrique Serrano, María Luisa Carcedo y Rodolfo Ares, que recibieron el reconocimiento del órgano socialista. Hernando reivindicó este lunes con orgullo que este equipo ha elaborado más de 25 documentos en sus negociaciones con otras fuerzas políticas, ha celebrado decenas de reuniones y dedicado muchas horas de trabajo. Pero el final no ha sido el deseado. “No hemos conseguido el objetivo principal de que hubiera un Gobierno progresista”, reconoció el portavoz del PSOE.

A pesar de que en el partido oficialmente no se habla de elecciones, la campaña ya empieza a perfilarse. Pedro Sánchez, res-ponsabilizó a Iglesias directamente de la casi segura repetición de las elecciones. A sus compañeros les dijo que allí donde “no está Pablo Iglesias se producen acuerdos con los socialistas”, en referencia a los acuerdos alcanzados en algunas comunidades autónomas, en Ayuntamientos y al que probablemente pueda haber en Granada. “No nos resignamos, no renunciamos y no nos rendimos”, insistió este lunes Hernando a pesar de que no se vislumbra ningún camino que pueda evitar los comicios.

El PSOE no acepta la fórmula de Podemos con IU, En Comú Podem, Compromís y las Mareas, pero tampoco se plegará a votar a Mariano Rajoy o a cualquier otro candidato del PP. Ambas limitaciones las estableció el comité federal del PSOE el pasado 28 de diciembre y Sánchez sostiene que, además, son acordes con sus convicciones. “Nadie va a querer un acuerdo con un presidente asediado por la corrupción”. Esta fue la respuesta de Hernando ante la hipotética llamada de Rajoy. No obstante, el líder del PP no llamará a Sánchez si no tiene previamente la garantía de que existe una mínima posibilidad de acuerdo. “El señor Rajoy no ha querido llamar nunca y tiene razones para no llamar”, señaló Hernando, de nuevo con el aviso de que el líder popular puede ahorrarse la llamada a Sánchez para hablar de la investidura. A partir de ahora y hasta que el Rey llame a consultas el próximo lunes y martes, poco o ningún movimiento puede esperarse del PSOE. Sí creen que el PP y Podemos se moverán. Pero ya no tienen expectativas de que conduzca a ningún sitio.

Más información